Es muy importante actuar con premura para erradicar la plaga. | Joan Socies

8

«Somos una de las pocas comunidades autónomas, junto con Canarias, Valencia y Galicia, que todavía no ha tirado la toalla en la lucha contra el picudo rojo». Así lo manifestaba el jefe del servicio de Agricultura del Govern balear, Andreu Joan.

Los técnicos en agricultura son un tanto optimistas al respecto ya que la aplicación de un protocolo de actuación ha conseguido reducir el número de ejemplares dañados en la última década.

La aparición de la plaga,presente en Mallorca desde 2006, ha afectado a casi 11.000 palmeras. Los municipios más afectados por ella han sido Palma, Llucmajor, Calvià y Pollença.

En Mallorca hay un censo de 273.600 palmeras. A finales de 2015, el picudo rojo había afectado a un total de 10.969 palmeras. De los ejemplares afectados se han destruido un total de 8.814, de las cuales 1.786 se eliminaron en 2015. Además se ha conseguido sanear un total de 815 palmeras, de las cuales un total de 132 fueron el año pasado.