El alcalde Miquel Oliver, en la vía que da acceso a Cala Varques. | Joan Socies

46

Prohibido aparcar en todo el camino de acceso a Cala Varques. Esta es la primera medida que ha adoptado el Ajuntament de Manacor «ante la grave presión de visitantes que padece la cala», señalaba el alcalde Miquel Oliver, que afirmaba que «no prohibimos, lo que hacemos es no fomentar ni promocionar el acceso a una cala que es ANEI y que no está capacitada para asumir la cantidad de gente que la visita en la actualidad».

Noticias relacionadas

De esta manera, a partir de este lunes, los poco más de dos kilómetros de camino que conectan la carretera entre Porto Cristo y Portocolom y el acceso a pie a Cala Varques tienen el estacionamiento prohibido. «Hoy –por ayer– hemos puesto las señales de prohibición y durante unos días se hará una campaña informativa en cuatro idiomas para advertir de la limitación y en breve se procederá a multar y a retirar los vehículos con grúa si es necesario», señalaba Oliver.

Esta es la primera acción de un amplio plan de choque que pretende realizarse de manera conjunta con la Conselleria d’Agricultura i Medi Ambient para regular también el fondeo de las embarcaciones en la cala. Todo ello en un plan especial, en el que tampoco se descarta ampliar la figura proteccionista de zona ANEI, para que pueda entrar en funcionamiento el próximo verano.