7

El grupo parlamentario Més denunció ayer que el Govern quitará los 339.000 euros de subvención para la Agència de Disciplina Urbanística del Consell para llevar a cabo el derribo de los apartamentos de ses Covetes (Campos), de una partida destinada a las ayudas a la vivienda. Concretamente, el programa 431B d’Habitatge, Arquitectura i Protecció del Patrimoni.

El portavoz de la coalición, Biel Barceló, señaló que «este programa está destinado, entre otras cuestiones, a sufragar las ayudas a la vivienda para jóvenes y para personas con dificultades o jubilados». Es por ello que el nacionalista considera que «no es de recibo» que el Ejecutivo Bauzá «quite dinero de esta partida para ayudar al Ajuntament de Campos a cumplir la sentencia judicial que obliga a derribar los apartamentos ilegales de ses Covetes». «Pediremos explicaciones al conseller Company, y deberá explicar cómo piensa llevar a cabo las políticas de vivienda», concluyó Barceló.

En el mismo programa del que Més señala que se quita la partida destinada ahora a Camps, figuran, entre los objetivos principales, los de ayudar a las instituciones a eliminar las barreras arquitectónicas, el programa de la Primer Hipotèca del Govern, o el acceso a una vivienda digna entre los ciudadanos más desprotegidos.

Es por ello que Més considera que, ahora, las políticas de vivienda quedarán mermadas con el pago de esta subvención para el derribo de unos edificios declarados ilegales por el Tribunal Superior de Justicia.