La Fira de la Tardor de Sa Pobla se centró en el arroz 'bombeta', mientras que Mancor hizo lo propio con el Esclata-sang. | Maria Nadal

0

Sa Pobla se llenó de arroz. Durante toda la jornada de ayer, el municipio de la zona norte vivió su tradicional Fira de Tardor que este año se ha dedicado al arroz de la variedad 'bombeta' que se cultiva desde hace más de un siglo en las tierras cercanas al pueblo.


Con el objetivo de promocionar el producto, el Ajuntament apostó por convertir la plaza Major en un gran arrozal y realizar muestras de cómo se siembra, se cultiva y se recoge el preciado cereal. También hubo una exposición de maquinaria antigua. En el interior de la carpa ubicada en la misma plaza, unos diez agricultores mostraron sus productos a las cientos de personas que ayer decidieron pasar parte del día en sa Pobla.


Policía


Como ya anunció la Policía Local durante la pasada semana, no se realizaron turnos extras y los agentes de los pueblos cercanos no acudieron de refuerzo para la feria de sa Pobla. No se registraron incidentes destacables y la jornada transcurrió con normalidad hasta el final de la misma en que el concejal de Comercio, Gabriel Ferragut, se vio obligado a dirigir el tráfico por la falta de agentes de policía.


Los visitantes y vecinos también disfrutaron con la exhibición de caballos en la antigua estación del tren y los talleres de sentidos. Entre otros políticos, a la Fira asistió el president del Govern, Francesc Antich, o el líder del PP, José Ramón Bauzá.