0

La mejor carta de presentación de un municipio es su hábitat natural. Artà, a lo largo de los años, ha sabido luchar para conservar y proteger su paisaje y ello es un fuente de riqueza de gran valor. Las nuevas normas subsidiarias del municipio sentencian que Artà es territorio protegido y que su medio natural está bien resguardado. Uno de los puntos más destacados de la nueva normativa aprobada definitivamente y que ya se ha adaptado al Pla Territorial de Mallorca es que Artà protege un 87,27 por ciento del territorio.
Pendiente
Las normas se aprobaron por el Consell pero queda pendiente un punto que es el Molí den Regalat en la Colònia de Sant Pere. Conforme a dos informes de Costas se puede construir, puesto que la línea de costa queda fijada a 20 metros y no a cien como se reivindicaba. Muchos se movilizaron para que fuera una zona verde y ahora se está pendiente de un tercer informe que se podría presentar la semana próxima y que podría dar derecho a la promotora a construir 18 chalés en primera linea.
El alcalde de Artà, Rafel Gili, destacó la importancia de este documento. «Hace muchos años -indicó- que se debaten las normas. Desde 2005 se está trabajando y ahora, definitivamente, salvo la franja del Molí d'en Regalat, se han aprobado. Creemos que la cifra de un 87,27% de protección es muy destacable. Somos uno de los pocos municipios que ya tenemos adaptadas las normas al Plan territorial. También tenemos todos los elementos patrimoniales bajo protección al haber aprobado el catálogo».
La aprobación de la nueva normativa urbanística supone que se puedan sacar adelante una serie de proyectos y actuaciones que estaban bloqueadas. Así lo explicaba Gili: «Ahora se podrán poner en marcha actuaciones como el parque verde de la Colònia de Sant Pere, o también se podrán hacer aparcamientos a la entrada y a la salida de Artà».
También, según Gili, se podrá llevar adelante la zona deportiva ubicada junto al campo de fútbol o también un nuevo edificio para la tercera edad, «puesto que antes sólo había un 33% de edificabilidad». Otros datos importantes a destacar, según el alcalde, son que el crecimiento en la Colònia de Sant Pere «es cero» y que se ha previsto una nueva urbanización en Artà.