Miembros del área de Model de Ciutat y del Gobierno central visitaron el pasado jueves el cuartel de Son Busquets.

El pasado jueves 1 de diciembre el área de Model de Ciutat del Ajuntament de Palma y miembros del Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) visitaron Son Busquets para conocer de primer mano el estado del solar y estudiar sus posibilidades para la construcción de más de 800 viviendas asequibles, equipamientos públicos y la recuperación del patrimonio arquitectónico del antiguo cuartel. La visita se enmarca dentro del plan de trabajo que se han fijado ambas administraciones para avanzar en el diseño del Plan Especial urbanístico que definirá su futuro. La regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, señaló que «el diseño del futuro Son Busquets se fundamenta en tres ejes claros: sostenibilidad, viviendas públicas y asequibles y equipamientos de calidad».

Noticias relacionadas

La concejala explicó la necesidad urgente de más vivienda pública y asequible en la ciudad a los responsables del Gobierno central. Así, recordó que «hay una gran expectación social. Muchas entidades y vecinos están muy interesados en reconvertir el antiguo cuartel militar en un barrio con más viviendas, pero también con equipamientos y una movilidad sostenible y pacificada, recuperando parte del patrimonio existente. Son Busquets ha de ser un ejemplo de un barrio moderno y próximo, pero también con memoria de lo que ha sido». En la visita, además de Truyol, estuvieron Francisco Javier Martín Ramiro, director general de Vivienda y Suelo del MITMA, Fidel Vázquez, director general de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), el gerente de Urbanisme de Palma, Joan Riera, y el director general de Urbanisme, Biel Horrach. Martín afirmó que «estamos en las fases preliminares de un proyecto muy importante, Palma se merece esta fuerte inversión, siendo un territorio insular con sobrepoblación».

Añadió que «en el Ministerio tenemos Son Busquets entre nuestras prioridades, somos conscientes de la necesidad de vivienda asequible y la sensibilidad social hacia esta zona. Se realizará una inversión económica y técnica muy importante para transformar un espacio abandonado durante más de veinte años en un barrio con vitalidad y servicios. Hemos escuchado las demandas de Palma y les damos respuesta». El pasado mes de septiembre se firmó un protocolo de colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para formalizar la compraventa del suelo a través de la entidad SEPES.