Cort volverá a sacar la concesión de los kioscos de prensa, entre ellos el de la Plaça des Mercat. | T. Ayuga

26

El Ajuntament de Palma está intentando evitar que el municipio se quede sin kioscos de prensa y, para ello, ha redactado unos nuevos pliegos de licitación que serán tramitados por vía de urgencia con un «ajuste en el canon» y con la posibilidad de ampliar los productos que puedan comercializar para, según comento el regidor de Participació, Alberto Jarabo, «hacer que su actividad sea más rentable». Cabe recordar que la semana pasada la empresa concesionaria, Nova Área, anunció que no seguirá gestionando los seis kioscos de prensa que aún existen en Ciutat «ante la inviabilidad económica de las condiciones actuales de explotación». La empresa, que es concesionaria de los kioscos de plaza Progrès, plaza del Mercat, La Rambla, plaza Joan Carles I, Plaça d’Espanya y Porta de Sant Antoni, asegura que ha comunicado al Ajuntament en varias ocasiones, y desde hace algunos años, la inviabilidad de la explotación y que «la única respuesta por su parte ha sido el silencio».

Noticias relacionadas

Ahora que Nova Área, que gestionaba los kioscos desde el año 2010, hace pública su intención de abandonar el servicio y que critica el cobro de los cánones que les prometieron perdonarles, el Consistorio ha acelerado los tramites toda vez que la concesión vence dentro de un mes. «El descenso de ventas por la pandemia ha afectado a sus ingresos y por eso nos han pedido un reequilibrio en las condiciones que, por desgracia, no ha sido posible» aseguró Jarabo. La solución, reiteró, es ampliar los servicios que puedan ofrecer y aumentar la rentabilidad. El regidor, asimismo, apuntó que, debido a la tramitación «puede que haya una temporada sin kioscos en activo», aunque fuentes de su departamento aseguraron que, debido a la urgencia que le han otorgado a los trámites «puede que lleguemos a tiempo».

Por su parte, la oposición criticó la «falta de previsión, una vez más, de Cort». En este sentido, Mercedes Celeste, del PP, denunció que Jarabo y el alcalde, José Hila, «han demostrado que no saben gestionar concesiones y acumulan un fracaso tras otro. Están llenando Palma de cadáveres urbanos y lo de los kioscos es un vestigio más de lo que era Palma y ha desaparecido de la mano del Pacte». Eva Pomar (Cs) destacó la incapacidad «de atajar problemas y de poner remedio a pesar de los avisos» y recordó que los kioscos «son de los pocos lugares donde recargar la tarjetas de la EMT. Fulgencio Coll (Vox), por último, exigió al Consistorio «que encuentre una solución inmediata al problema».