El Pla de Mobilitat incluye medidas restrictivas para motos que, según Cort, no se aplicarán inmediatamente. | Emilio Queirolo

48

El Pacte de Cort mantendrá los polémicos puntos del PMUS en los que se plantea que las motocicletas no puedan entrar en las zonas Acire y que tengan que pagar la ORA si no aparcan en zonas especificas pero asegura que la aplicación de estas medidas «no se hará a corto o medio plazo». Es decir dejan la responsabilidad de aplicarlos al futuro gobierno municipal, sean ellos u otra opción política, que saldrá de las elecciones del año que viene. De esta forma el Consistorio aplaza una polémica que ha provocado el rechazo entre los usuarios de motos que, sintiéndose perseguidos por las ordenanzas municipales, han convocado una manifestación para mañana miércoles, 25 de mayo, por la tarde.

El malestar entre los motoristas del municipio ha sido palpable desde que se publicó la noticia en este diario y las redes sociales se han hecho eco de sus protestas lo que forzó al equipo de gobierno a matizar sus intenciones. El regidor de Mobilitat Sostenible y promotor del PMUS, Francesc Dalmau, recordó que estas medidas ya estaban incluidas en el anterior plan, que fue aprobado por el PP y tenía una vigencia desde el año 2014 hasta el 2020, y que nunca se llegaron a aplicar. Asimismo apuntó que el texto actual ha sido redactado por la misma empresa externa que articuló el anterior.

Dalmau se mostró sorprendido de que los ‘populares’ pidan retirar ahora unas medidas que contemplaba la normativa que ellos proponían en 2014 y aseguró que son una reivindicación histórica de los vecinos afectados, especialmente en el centro del municipio. Este barrio, actualmente protegido del tráfico excesivo a través de Acires, coincide con    el área que el Pla de Mobilitat Urbana Sostenible calificará como zona de bajas emisiones.

Cabe recordar que, por ley, todas las ciudades de España de más de 50.000 habitantes deben definir estas zonas restrictivas antes de que acabe el año y que, en todo caso, vinculará el acceso de vehículos a sus niveles de contaminación ambiental.      El regidor, igualmente, aseguró que el documento, que será aprobado inicialmente esta semana y definitivamente después de verano tras las alegaciones, recoge hasta 40 tipos de medidas para reducir la emisión de gases    aunque que, no todas, tienen que aplicarse en seguida. «El plan tiene una vigencia de ocho años y algunos puntos se aplicarán de forma inmediata, pero otros no tienen por que aplicarse o hacerlo inmediatamente». En este sentido recordó que hay medidas, como estas de las motos, que necesitarán un estudio más profundo ya que, explicó, «hay que recoger las diferentes sensibilidades, hay entidades que están a favor», dijo.