Autobuses de la EMT. | ARCHIVO

22

La paz social en la EMT de Palma peligra de nuevo. Los trabajadores han convocado una protesta para el próximo día 27 en la plaza de Cort, coincidiendo con la celebración del pleno ordinario en el Ajuntament, para denunciar que la empresa ha perdido la concesión de dos líneas que cubrían núcleos de población en Llucmajor y Marratxí por el mal servicio prestado. «El Consorcio de Transportes de Mallorca (CTM) ha suprimido el servicio de transporte metropolitano con el que la empresa municipal cubría las urbanizaciones de Cala Blava, Bellavista y Son Verí, en Llucmajor, ante las protestas de los residentes de estas zonas por el mal servicio que recibían», explica José Antonio Salamanca, uno de los portavoces del comité de empresa.

Esta ruta era cubierta desde finales de 2014 por la EMT a través de la línea 22, pero tras la crisis sanitaria, expuso Salamanca, «la empresa decidió implantar el transporte a la demanda para estas zonas y el resultado no ha sido bueno, lo que ha dado lugar a la supresión del servicio por parte del Govern». A partir de ahora será la línea 504 del TIB la que atienda la demanda de transporte público de estas zonas, que suman una población de 1.400 habitantes. También se ha retirado por parte del Consorcio la concesión dada a la EMT para atender la demanda de la zona del Pla de na Tesa que desde el mismo año cubría la línea 3 de la EMT con una frecuencia horaria. «Después de la pandemia la empresa implantó el transporte a la demanda y últimamente lo había complementado con un servicio de autobús tres veces al día, de lunes a viernes, algo que es insuficiente para los 4.109 residentes en las zonas de Cas Capità y Pla de na Tesa de Marratxí».

Los trabajadores de la EMT hacen un llamamiento a los ciudadanos para que se unan a la protesta convocada «para conseguir un transporte público y de calidad». Los sindicatos denuncian que «poco a poco están desmantelando esta empresa» porque el Pacte «no tiene ninguna intención de que vayamos creciendo, sino todo lo contrario». «Nos parece –añaden desde el comité de empresa– que todo esto se va cocinando poco a poco desde el PSOE para beneficiar a la empresa privada».

El apunte

Suspendido el servicio del NitBus de forma temporal por las bajas COVID

La EMT anunció ayer la suspensión temporal del servicio del NitBus por la «elevada incidencia de bajas por la COVID-19» entre los trabajadores de la empresa. El NitBus da servicio los viernes, sábados y vísperas de festivo, de 23.30 a 06.30 horas, a través de cuatro líneas. En estos momentos cerca de un 10 % de la plantilla de la EMT está de baja por el coronavirus. La empresa registra 107 bajas laborales de un colectivo de 555 personas, 63 son por la incidencia de la pandemia.