Los operarios, trabajando en los trabajos de señalización de la segunda fase de este itinerario que comienza en la plaza del Pont y finaliza en el Passeig Mallorca. | T. Ayuga

17

El primer itinerario 30 de Palma ya está terminado, suma 2,5 kilómetros de carriles en los que las bicis y patinetes eléctricos conviven con los coches a una velocidad máxima de 30 Km/h en calles de más velocidad y en las que no es posible habilitar un carril bici. Une los barrios de Santa Catalina, Son Espanyolet, Son Dameto y Camp d'en Serralta.

El alcalde de Palma, José Hila, y el concejal de Mobilitat, Francesc Dalmau, asistieron este viernes a la finalización de los trabajos de señalización de la segunda fase de este itinerario que comienza en la plaza del Pont y finaliza en el Passeig Mallorca. La primera fase se puso en marcha a finales de febrero y abarca las calles Dragonera, Llibertat e Indústria hasta la intersección con la calle Compte de Barcelona.

Dalmau recordó que se trata de «una modalidad nueva en la ciudad, una experiencia piloto que en función de cuál sea el comportamiento y el grado de convivencia entre todos los tipos de vehículos se irá trasladando a otros barrios de la ciudad». Este itinerario, explicó, permite «evitar trenzados entre autobuses y las bicis y patinetes y garantizar así una mayor seguridad de los usuarios de este carril 30».

Hila, por su parte, recordó que a partir del próximo martes entra en vigor la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en las vías urbanas de todas las ciudades del país, algo a lo que «Palma se adelantó hace ya un tiempo con la Palma 30, que afecta al 90 % de las calles y que se ha consolidado, ha sido aceptada y funciona bien». Por tanto, añadió, «ahora nos quedaba dar un paso más para dar más seguridad a bicis y patinetes en ese 10 % de calles en los que se permite una mayor velocidad y no tienen carril bici, a fin de que no tengan que ir por la acera, por donde no pueden ir».

La apuesta por la movilidad sostenible, dejó claro el alcalde, «no tiene vuelta atrás» y admitió que «en algunos aspectos nos hemos adelantado, como en la Palma 30, y en otros nos queda mucho por hacer, como en las peatonalizaciones».

Para la finalización del primer itinerario 30, desde el pasado domingo y en horario nocturno se han señalizado las calles Espartero-Progrés, Comte de Barcelona (doble sentido de circulación), el tramo de sentido único de Comte de Barcelona comprendido entre Indústria y Caro, el tramo de sentido único de la calle Caro comprendido entre Compte de Barcelona y la Avinguda Argentina, y la calle Teodor Llorente. Además, desde el área de Mobilitat se ha ajustado la programación semafórica de la zona a fin de prioridad al transporte colectivo, indicó Dalmau.