Ya se han recuperado las placas de las calles Charruca y Gravina. | T. Ayuga

42

Cort ya ha repuesto la tarde de este viernes las placas de las calles Churruca, Gravina y Cervera. A raíz de la polémica suscitada en los últimos días por estos cambios, «se ha solicitado que se revise el censo por expertos en la materia de reconocido prestigio», ha afirmado este mismo viernes el alcalde de Palma, José Hila, que ha sido duramente criticado por la medida.

En total, se tenían que cambiar los nombres de 12 calles de Ciutat. A día de hoy, se habían modificado la Avinguda Joan March y las calles de Alfambra y Brunete, y las de los tres almirantes ya respuestas.

No se habían cambiado aún las placas del Passatge Castillo Olite, la plaza del Bisbe Planas y las calles Toledo, Josep d'Oleza, Gabriel Rabassa y Canonge Antoni Sancho.

Noticias relacionadas

El Consistorio inició la sustitución de nombres de calles en cumplimiento de la Ley 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos de las Islas Baleares, que elaboró ​​el Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas. Esta norma es de obligado cumplimiento por parte de las administraciones competentes.

Hila ha pedido por carta a la Secretaría Autonómica de Sectores Productivos y Memoria Democrática una reunión «urgente y extraordinaria» de la Comisión Técnica de Memoria y Reconocimiento Democráticos, conformada por expertos, para que revise todos los elementos de Palma incluidos en el Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas.

El alcalde ha recordado que durante un año nadie había presentado alegaciones al censo que fue entregado al Parlament, «nadie dijo nada de estas calles, por lo que pienso que todos actuamos de buena fe, dando presunción de veracidad a un trabajo que realizó un comité de expertos». Insistió en que «la administración no es perfecta y yo tampoco y en política estas cosas pasan».