Imagen del busto de Aurora Picornell que ha sufrido el acto vandálico. | Twitter

39

El busto de Aurora Picornell, ubicado en la barriada palmesana de El Molinar -donde residía-, ha sufrido un ataque vandálico, ya que ha sido pintado con pintura de todos azules. En los últimos días se han cometido más conductas incívicas de este tipo en Ciutat, como la pintada a la Dona de Palma o tirar un bote de Fairy en el interior de la fuente de la plaza de la Reina.

El PSIB-PSOE ha condenado el acto de vandalismo que ha sufrido la escultura de «la hija predilecta de la isla de Mallorca asesinada por los fascistas. Es una ofensa a les víctimas y a su memoria. Ni un paso atrás ante actitudes que no tienen cabida en nuestra democracia».

El busto de Picornell fue inaugurado por el Ajuntament de Palma y el Consell de Mallorca en marzo de 2019. La autora de esta escultura es Margalida Fonollà y se le encargó con el objetivo es «visibilizar y recordar su figura y su valor para la historia de Mallorca» que estaba dentro de la campaña 'Mallorca tiene nombre de mujer' de la Dirección Insular de Igualdad.

Noticias relacionadas

Picornell vivía en el seno de una familia «profundamente politizada», en un ambiente trabajador y de izquierdas, una zona con una problemática social intensa. Con el estallido de la II República es cuando tiene lugar la eclosión máxima de la militancia comunista de Aurora Picornell que se convierte en una activista comprometida en numerosas causas y funda un sindicato y es conocida como la pasionaria mallorquina.

A los pocos días del golpe de estado fue de las primeras mujeres detenidas que formaron parte de la lista de prisioneras; en un primer momento, en la Prisión Provincial y, posteriormente, a la de Can Sales.

El mes de enero de 1937, Picornell, junto con las 'rojas' del Molinar y Belarmina González, fue asesinada en el cementerio de Porreres. Según cuenta Francisca Bosch, sus últimas palabras fueron: «Podéis matar hombres, mujeres, niños como el mío que todavía no ha nacido. ¿Pero, y las ideas? ¿Con qué balas mataréis las ideas?».

Se da la circunstancia que esta es la tercera representación que ha sufrido vandalismo en los últimos días, después de que ‘La Verdad’ del monumento a Antonio Maura apareciera con pintadas el pasado miércoles, y que Dona de Palma resultara atacada tres días después en la plaza del Olivar.