Varios coches abandonados y a medio desguazar en una calle de Palma, muy cerca de un colegio y un parque infantil, ponen en alerta a las familias. | Youtube Ultima Hora

28

Si reproducen el vídeo que acompaña esta noticia oirán un cierto rumor infantil, propio de las zonas en las que juegan y se acumulan los niños. Sin embargo los sonidos contrastan fuertemente con lo que ven nuestros ojos: varios coches abandonados y a medio desguazar en una calle de Palma, muy cerca de un colegio y un parque infantil.

Es la realidad que se topan a diario las familias que acompañan o van a buscar a sus hijos al colegio Montision, y que comparten otros tantos vecinos de esta zona de Son Rapinya, caracterizada por la abundancia de centros escolares distribuidos en unas pocas calles de distancia.

Varios vehículos permanecen desde hace tiempo estacionados en la vía. Su estado denota un claro abandono y algunos han aprovechado para desguazarlos, bien por necesidad o bien por 'diversión', como parece indicar una luna delantera destruida a base de pedradas.

«Antes esta zona era parte del patio del centro, nosotros aparcamos cada día por aquí para llevar y recoger a los niños al cole», constata uno de los padres afectados que por poco se ha acostumbrado a ver los vehículos en el lugar, como si de una parte más del paisaje urbano se trataran.

«El problema es que los niños juegan en las inmediaciones y un día puede pasar algo», lamenta otra madre, quien apunta que «incluso se desmontan motos frente a la puerta del pádel de la escuela».