El Consistorio ya ha recuperado todos los locales de la Plaça Major que son de su propiedad. | P. Pellicer

17

El Ajuntament de Palma recuperó a lo largo del año que acaba de finalizar una parte importante del patrimonio municipal que se encontraba ocupado de forma incorrecta o directamente ilegal.

Hace unas semanas, el Consistorio anunció el cierre de cuatro gasolineras en Palma y con ello la recuperación del espacio que ocupaban sin tener los permisos necesarios para ello. Como se recordará se trata de la gasolinera de la Plaça de Progrés, donde se quiere construir un aparcamiento subterráneo, la de las Avingudes y los surtidores de la calle Sant Miquel, que ya estaba cerrado, y de la plaza de las columnas.

Pero junto a ello también se han recuperado otras propiedades o solares. El director general de Govern Interior, Marcos Cañabate, detalla que además también se ha rescatado de precaristas (es decir de empresas que ocupaban espacios sin un título habilitante) nueve locales de las galerías de la Plaça Major, los últimos espacios municipales de esta zona que quedaban pendientes de recuperar.

A esto hay que sumar el inicio del procedimiento para la recuperación del solar municipal que ocupa una promotora en Son Dameto donde ha instalado sus módulos de pisos pilotos sin haber reclamado la autorización al Consistorio.

Cañabate recuerda que algo parecido ocurrió con las casas piloto que una empresa instaló en suelo municipal en Son Güells, que luego estuvieron okupadas durante mucho tiempo, y cuyo espacio también se ha recuperado este año.

Junto a esto se han rescatado o iniciado el proceso legal para su recuperación de terrenos o propiedades ocupadas por particulares. Es el caso de un solar en Cas Capiscol, donde se ha iniciado el procedimiento de recuperación de oficio; una pequeña finca en es Carnatge o el parque del Pocoyó, donde una vez que se ha terminado el desalojo de los okupas se ha empezado a trasladar material para el inicio, a partir del próximo año, de las obras de la nueva sede del IMI.

También en el Parc de sa Riera, cerca de la pista de monopatines, hay unas infraviviendas cuyo desalojo está pendiente de un informe policial con el que poner en marcha el procedimiento de oficio para recobrar el terreno, informa el director general.

Además se ha desalojado ya a las personas que estaban ocupando una zona del Parc de Ses Estacions y un solar municipal en Son Oms que ya también se ha recuperado. Por último, este año se ha recobrado un pequeño garaje de propiedad municipal en la calle Francisco de Sales.

Demanda

Estos espacios municipales, explica Cañabate, se recuperan «bien porque es preciso realizar alguna inversión en ellos, como es el caso del parque Pocoyó, o porque hay una demanda de los vecinos de la zona por los problemas de convivencia que se generan».

En la mayoría de los casos se trata de solares ya que, admite, «tampoco es que el Ajuntament de Palma tenga una casuística de ocupación de su patrimonio muy grave».

En este sentido, el director general añade que en este listado de patrimonio recuperado durante el pasado año no aparecen las viviendas ocupadas, como puedan ser las que el Consistorio tienen en el Camp Redó u otros barrios, pues en este caso la tramitación para su recuperación corre a cargo del Patronat Municipal de l’Habitatge.