Dos nuevos pisos. La edil Sonia Vivas mostró uno de los dos nuevos pisos cedidos por el IB-Dona, que deben ser amueblados antes de que puedan acoger a mujeres y sus hijos.

15

El área de Justícia Social, Femisnime i LGTBI ha aumentado un 58 por ciento las plazas domiciliarias estables para víctimas de violencia machista y sus hijos desde el inicio de la legislatura, al pasar de 48 a 76. Esta cifra supone que «por primera vez el Ajuntament de Palma supera las ratios que marca la ley de igualdad entre hombres y mujeres de la Comunitat Autònoma, en cuanto al número de vacantes que se exigen por cada 3.500 mujeres», subraya la responsable del área, la regidora Sonia Vivas. Vivas aseguró que «cuando llegamos al Gobierno municipal esta ratio, que precisaba al menos 56 plazas, estaba lejos de cumplirse. Ahora el nuestro es uno de los pocos municipios de España que supera ese cociente».

«Mi compromiso es seguir ampliando el número de plazas hasta lograr duplicar lo que la ley entiende como apto, para de esta forma forzar a que esta misma ley reduzca sus ratios y se contemple un mayor paraguas institucional para las víctimas de la violencia machista», añadió.

Hasta la pasada legislatura, el Consistorio contaba con 48 plazas, 30 en la casa del Servicio de Acogida Municipal (SAM) y 18 distribuidas en cuatro pisos. Desde el inicio del mandato se han ampliado los recursos con el alquiler de once habitaciones, que suman 23 plazas, en un establecimiento hotelero, una medida que se tomó durante el estado de alarma y que se ha consolidado. A esto se añaden ahora dos nuevos pisos para la acogida.
En efecto, el Ajuntament ha firmado un convenio con el Institut Balear de la Dona por el que este organismo ha cedido dos pisos. El Consistorio se encargará de amueblarlos y se espera que en cuatro o cinco semanas puedan estar listos para empezar a recibir a las primeras mujeres.

Los pisos, explica la política de Podemos, «forman parte de un acuerdo a tres bandas que hemos articulado desde el Consistorio para las mujeres de Palma. Los actores son el Ib-Dona y el Ibavi a quienes hemos conseguido movilizar para que cediesen al Ajuntament estos inmuebles a fin de poder ampliar nuestra red».

La responsable municipal entiende que el aumento de los recursos para la atención de estas mujeres «es de vital importancia», sobre todo cuando la demanda de plazas ha aumentado en un 52,33 por ciento en lo que va de año con respecto al año pasado. «En estos momentos están ocupadas todas las plazas disponibles».

Por eso, Vivas insiste en que «vamos a seguir ampliando el sistema de atención a las violencias machistas y a establecer una red de pisos en Palma que permita que las mujeres puedan superar su situación de violencia de una manera normalizada y segura en domicilios».