«Yo nunca me había visto así»

| |

Valorar:
preload
A principio de año había 45 personas y ayer solo quedaban siete. Emaya ya ha ido retirando los enseres para iniciar las obras del IMI.

A principio de año había 45 personas y ayer solo quedaban siete. Emaya ya ha ido retirando los enseres para iniciar las obras del IMI.

Pere Bota

Tiene cuarenta años y a primera vista se le podría confundir con alguno de los trabajadores sociales que estos días acude al parque Pocoyó. Pero es uno de los habitantes de este enclave que este jueves debía haberse vaciado de manera definitiva. «Vivo en la calle desde hace seis meses. Me quedé sin trabajo justo antes de la pandemia. Trabajaba en la construcción y de repente me vi sin trabajo ni casa. Yo nunca me había visto así», cuenta este gaditano que llegó a la Isla en 2018.

De construir casas a ser un sin hogar: el salto de este hombre es un reflejo de la precariedad en el que viven muchas personas en Mallorca. «En Cádiz hay paro, es verdad, pero no hay el problema de aquí, con tanta gente tirada en la calle. Los trabajos son de dos meses, no te dan de alta, luego no te vuelven a coger...», cuenta. Ayer se planteaba ir a Ca L’Ardiaca a hacer cola por la noche para tener un hueco hoy y así poder darse una ducha y dormir en una cama.

parc pocoyoFOTO : BOTA
Correa se mudó a una sucursal bancaria.

Los residentes del parque Pocoyó han ido abandonando este espacio público que acogerá la nueva sede del Institut Municipal d’Innovació (IMI), que debe empezar las obras ya adjudicadas. Si en esta colonia de sin techo había 45 personas en enero, ayer quedaban solo siete, que se resisten o que no pueden buscar otro lugar.

El parque Pocoyó se ha ido vaciando de las pertenenias y enseres de estos residentes sin techo, que han llegado a construir mini viviendas levantadas con paneles de madera, cartones o hierros. En algunos casos se acumulan los colchones. En otros son verdaderas viviendas, con puerta y candado. Una cama y una mesilla de estilo provenzal colocado junto a una de las paredes de hormigón se convierte en un dormitorio improvisado que intenta dar sensación de hogar, pese a las circunstancias.

Entre aquellos que aún permanecían en el parque Pocoyó hay otro hombre que no quiere ser identificado y que reside allí desde hace cuatro meses. «Compartía un piso y pagaba 250 euros por la habitación. Mi compañero del piso me echó el 20 de julio. La gente está muy nerviosa por la Covid y yo, que soy jardinero, me había quedado sin trabajo», explica. De un día para otro se vio en la calle. Sin ingresos «pero con documentación», advierte que «esto es una experiencia en la vida. La gente no tiene ni idea de lo que es, de las pocas ayudas que hay. No tengo donde ir», cuenta.

A su lado están Eva Pons y Begoña González, dos técnicas de Médicos del Mundo, que están buscando diferentes alternativas a los usuarios para abandonar el recinto. «El problema viene de antes y no está resuelto. Ahora estas 45 personas están dispersas», dice Pons. «No desaparece el problema, se dispersa», incide González. Calculan que «en Palma hay mínimo 250 personas que viven en la calle».

Sucursal bancaria

Las técnicas explican que «los sin techo nos avisaron el martes de que los estaban desalojando. Se han ido retirando enseres y se ha evitado que venga nadie más. Las personas que van al albergue no hay plazas y se quedan en lista de espera. En Ca l’Ardiaca, han pasado de 100 a 50 plazas por el Covid». Advierten, además, que la situación ha ido a peor a raíz de la pandemia.

Maria Ángeles Correa lleva un año y dos meses viviendo en el parque. «Con otros cuatro compañeros de aquí nos hemos metido a vivir en una sucursal bancaria abandonada», explica. Afirma que cuando vivía aquí, «estaba todo limpio y había sensación de hogar», mientras denuncia que su 60 por ciento de minusvalía pasó al 57 por ciento, lo que la dejó sin ingresos. «No cobro nada», lamenta.

El sin techo gaditano se muestra contundente: «Aquí puedes caer por un mal pago. La calle te atrapa. Te cuesta la vida salir de aquí. Y hay mucha gente tirada que no sufrimos alcoholismo ni drogas. Pero la cabeza se va cuando ves que las puertas no se abren».

Parque Pocoyó

Begoña González y Eva Pons, técnicas de Médicos del Mundo, hablan con un sin techo.

El IMAS ubicará a las personas sin hogar

Fuentes del Consistorio señalan que «el Ajuntament de Palma tiene la voluntad de abordar la situación colaborando con el IMAS, que es quien tiene competencias en materia de inclusión social, con la colaboración de los recursos municipales disponibles». El Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) afirma que ubicará en sus centros a las personas sin hogar que vivían en este asentamiento. Cort notificó a los residentes que ayer era la fecha límite y a partir de ahora podría iniciar los trámites judiciales.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

M
Hace un mes

Demà podries ser tu.

Valoración:3menosmas

siset
Hace un mes

Jo ho tendria clar, cercaria un pis de Bankia, que com no ha tornat els doblers, és de tots, i m'hi instalaria.

Valoración:2menosmas

JA ESTÀ TARDANT
Hace un mes

Si a Cadiz tot va tan bé i és més fàcil viure no entenc que fa aquí. És veritat que a Andalucia el menjar és molt més barat, els lloguers "ni te cuento" i si vas a un bar a prendre una cervessa amb la tapa que te donen pots dinar. NO ENTENC QUE FA AQUÍ.

Valoración:1menosmas

Toni2
Hace un mes

Mai basta. Arrivan aqui, i tornan arribar aquí. Millor pagar-los un passatge per tornar-los an el seu lloc. Però l'inconvenient seria que no volen reconeixer el seu fracàs en tornar a la seva llar.

Valoración:1menosmas

@Boquicejo
Hace un mes

Da usted en la diana. Los partidos de la oposición se quejan de todo lo que venga del gobierno central y en nuestra comunidad del autonómico. Pero ¿hacer? Hacer no harán nada, salvo criticar y si les sale bien, manifestarse. ¿Cómo quiere usted que se ensucien ayudando en algo? Esos no ayudan a nadie. Palos en la ruedas y punto.

Valoración:4menosmas

JO
Hace un mes

Lamento mucho estas situaciones, pero estamos en unas circunstancias que no damos abasto. Si en Cádiz no hay el problema de aquí ....... que se vuelva a Cádiz.

Valoración:13menosmas

R.
Hace un mes

@azrael, tú no sabes ni lo que dices. No hay albergues suficientes, para nada, y encima con políticas de expulsarlos cuando llevan sólo unos días. Es una tomadura de pelo total. No hay voluntad de ayudar en serio a los pobres que han caído en desgracia. Lo que dices no debe llegar ni al 0,1% . ¿Y qué hay del otro 99,9% que le ha golpeado la vida y este sistema corrupto e injusto? . Espero que nunca te pase a ti, porque no dirías lo mismo. Tienes maldad.

Valoración:10menosmas

pep
Hace un mes

Tendríamos que decir basta ya de no controlar las entradas masivas de gente sin podamos dar más acogida, repatriar los ya, aqui no debemos degradar más las islas , nos estamos destruyendo nuestro futuro.

Valoración:15menosmas

rafael
Hace un mes

azrael. Eres puro amor y comprensión.

Valoración:1menosmas

Au
Hace un mes

Hi ha una crisi de collons, però les característiques que es descriuen aquí no defineixen el perfil habitual del sensesostre mallorqui. La gent que pot hauria de retornar on disposi de xarxa familiar perquè aquesta vaca ha deixat de donar llet (esperem que temporalment) y la que no té res, haurem d'ajudar-la com es pugui que no serà gran cosa. Els albergs ara mateix estan megasaturats.

Valoración:15menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3