La playa de Cala Major ayer, la única de Palma que cuenta ya con hamacas y sombrillas. | M. À. Cañellas

16

El mes de julio arrancó sin hamacas ni sombrillas en las playas de Palma (salvo la de Cala Major que ha colocado el 40 %) y así seguirá hasta que las adjudicatarias de la explotación de los arenales del municipio tengan por escrito el compromiso del Ajuntament de que se van a compensar sus pérdidas ocasionadas por la pandemia del coronavirus.

Desde Mar de Mallorca, que gestiona los servicios de la Platja de Palma, José Manuel Sánchez explicó que «el pasado 2 de junio nos hicieron una propuesta, inferior a la que nosotros pedíamos, aún así el día 3 la aceptamos, pero el día 25 de junio recibimos un aviso de Contratación del Ajuntament de que se suspendía la tramitación del acuerdo, por un problema interno de Cort», (intervención había reclamado un informe de la Junta Consultiva, dependiente del Govern). Sánchez lamentó que «por un tema burocrático está todo parado y no lo entendemos, ha habido ayuntamientos mucho más rápidos y flexibles». Por su parte, dijo, «solo falta que el Consistorio ponga en marcha de nuevo el acuerdo». Aunque prefiere no concretar qué petición han realizado a Cort, sí avanza que va más allá de la ampliación de un año de la concesión. En abril se solicitó también el recálculo del canon anual, «pero sobre eso no se nos ha contestado».

La playa de Cala Major sí ha colocado algunas hamacas y sombrillas, y aunque Beach i Oci se planteó la posibilidad de quitarlas, pues la ocupación actual de la playa es del 6-7 %, el administrador de la empresa, Onofre Fornés, admitió ayer que le dan «un voto de confianza» al Ajuntament tras la llamada recibida ayer por un responsable municipal. «Nos han emplazado a una reunión presencial este viernes o el lunes y esperamos contar pronto con un acuerdo por escrito». En este caso, se piden dos años de ampliación del contrato y la exención del canon que pagan, algo que depende de Costas.

Por su parte, el concejal de Govern Interior, Alberto Jarabo, no contempla que las hamacas y sombrillas no estén puestas ya dentro de una semana. «El acuerdo verbal ya existe, lo que ellos quieren es la garantía por escrito; habrá acuerdo seguro», aseveró.

Casos de incivismo

El edil avisó de que «es una negociación económica, pero no pueden exigir a Cort sin dar el servicio previamente». Jarabo informó que se permite a las concesionarias no poner en marcha servicios no esenciales que les puedan acarrear más pérdidas, como los velomares.

La explotadora de Cala Estancia, anunció el edil, «las pondrá este fin de semana» y la de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí aún no lo ha hecho «porque ha detectado problemas de incivismo en algunos puntos y se está hablando con la Policía Local para intensificar la vigilancia».