Los terrenos del cuartel de Son Busquets ocupan una zona extensa en el barrio de Cas Capiscol. | Redacción Local

El Ministerio de Defensa no descarta vender Son Busquets, pese a que el acuerdo verbal alcanzado con el Ajuntament de Palma es que el viejo acuartelamiento no se subastará y permanecerá siendo de titularidad pública para su desarrollo urbanístico.

En la respuesta a las preguntas formuladas por el senador de Més per Mallorca Vicenç Vidal en la Cámara Alta sobre los planes del Gobierno para Son Busquets, Defensa admite que «en la actualidad se está pendiente de recibir autorización para continuar con los trámites necesarios para su enajenación».

Más adelante, se indica que «si finalmente el cuartel llegase a ser enajenado, los recursos obtenidos se emplearían (...) en la adquisición de infraestructuras y equipamiento para su uso por las Fuerzas Armadas (...) entre otras necesidades».

Esta respuesta ha despertado las suspicacias del Consistorio palmesano y la regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, también de Més, enseguida ha exigido al Gobierno una aclaración alegando que «esto va en contra de los acuerdos que tenemos». «Hemos reclamado que nos garanticen que no va a haber subasta y desde Fomento se nos ha contestado que ellos también quieren mantener la titularidad pública del terreno», declara la edil.

Pese a ello, Truyol deja claro que «hasta que no veamos que se transfiere la titularidad de Defensa a Fomento, que es el ministerio que tiene sentido que haga las viviendas previstas, y que se empieza a ejecutar la obra pública, evidentemente no estaremos tranquilos. Ahora mismo tenemos un compromiso de palabra y nos fiamos, pero hasta que no se materialice vamos a estar muy pendientes y vigilantes».

La edil recuerda que Cort se opuso desde el principio a que Son Busquets fuera subastado, «hasta que finalmente el Gobierno nos dijo que estaba de acuerdo y que no lo sacaría a subasta porque quería mantener la titularidad pública; eso es lo que se ha acordado y es la información que tiene el Consistorio a día de hoy».

Más aún, Truyol asegura que «Fomento nos ha dicho que Son Busquets es el tercer o cuarto proyecto que tienen como prioritario en toda España para desarrollar proyectos de barrios modernos y sostenibles».

Por eso, la regidora califica de «preocupante» la respuesta dada por Defensa e insiste en que «vamos a estar muy pendientes y veladores de que ese acuerdo se cumpla».

Por otro lado, el Ajuntament no contempla en ningún caso que Son Busquets pueda ser vendido a otra administración pública como el Govern balear. En este sentido, la responsable municipal explica que «queremos que sea el Estado el que se responsabilice.

Hace cerca de veinte años que esta infraestructura militar está en uso, haciendo un perjuicio a Palma, y ahora es el momento de que el Estado devuelva ese perjuicio en valor para la ciudad; y eso supone que sea el Estado el que desarrolle Son Busquets».

El Pacte iniciará este año el PERI de Son Busquets

Desde hace cerca de una década está pendiente la tramitación del PERI de Son Busquets, que Cort quiere empezar a definir este año con Fomento.

Esta previsto construir más de 800 viviendas públicas, superislas con tráfico pacificado, infraestructuras de comercio y un tejido empresarial. Al final de la legislatura pasada se introdujo, además, el criterio de conservar todas las infraestructuras existentes que se pueda para que así también sea un barrio singular.