Imagen de una terraza en Palma. | M. À. Cañellas - MIQUEL A CANELLAS

63

Este miércoles ya se vieron en Palma las primeras ampliaciones de terrazas en zonas de aparcamiento de vehículos, una medida autorizada por el Ajuntament de Palma para contribuir a la recuperación económica del sector de la restauración y cumplir, al mismo tiempo, con las medida de seguridad impuestas por el Gobierno en el marco de la Fase I del desconfinamiento.

El concejal de Participació Ciutadana i Govern Interior, Alberto Jarabo, insistió este miércoles en que «lo que no vamos a permitir es la ampliación de las terrazas a base de reducir el espacio de los viandantes en las aceras, porque los peatones necesitan ese espacio para caminar con garantías de seguridad».

Noticias relacionadas

Por otro lado, el edil confirmó que la Policía Local ya ha puesto las primeras multas a locales de restauración por incumplir algunas de las normas para las terrazas de la fase I.

El primer día, dijo, «ya hubo unas cuantas sanciones por flagrantes incumplimientos», si bien no concretó el número. También admitió que «sobre todo se está informando de las normas». En este sentido, Jarabo agradeció a las patronales de Restauración que estén vigilantes ante los posibles incumplimientos de los empresarios. CAEB y Pimem anunciaron que permanecerán vigilantes antes los incumplimientos porque consideran que el sector «se juega mucho» en estos momentos. Las patronales reclamaron responsabilidad y un cumplimiento exigente de la normativa ya que si ahora unos pocos incumplen se perjudicara.

Cort comenzará a devolver la parte proporcional de la tasa de terrazas pagada por los restauradores desde el inicio del estado de alarma. Los establecimientos deberán presentar una solicitud formal.