Las malas hierbas se han ido aporando de muchos rincones de la ciudad. | Jaume Morey

31

El Ajuntament de Palma estudia cerrar algunas calles al tráfico para ampliar la zona de paseo de los ciudadanos y facilitar que se puedan cumplir las distancias de seguridad durante el desconfinamiento. Esta medida se aplicará a partir del próximo fin de semana y aún se debe decidir qué calles se cerrarán y si se mantendrá la restricción en días laborables.

Grandes ciudades como Madrid o Barcelona ya dieron este paso en favor del peatón desde que el día 2 se autorizó a salir a hacer deporte y a pasear.

Por otro lado, el Consistorio ha retomado las labores de mantenimiento de los parques públicos y la limpieza de hierbajos en las aceras, unos trabajos que desde el inicio del Estado de alarma habían quedado suspendidos para priorizar otros más urgentes como la desinfección de las calles o del mobiliario urbano.

Durante estas semanas no han faltado las críticas de personas que consideran que durante el confinamiento el Consistorio debería haber aprovechado para avanzar en tareas de mantenimiento de la ciudad, pero desde Cort se consideró mejor destinar los medios humanos y materiales a tareas como la desinfección de la ciudad.

Así desde el departamento de Infraestructures se ha comenzado otra vez a realizar trabajos de mantenimiento de las zonas verdes de los parques públicos. Las contratas de Parques y Jardines y de Alumbrado ya no desinfectarán el mobiliario urbano, pero sí los parques, cada día a primera hora. Emaya, por su parte, también ha retomado el servicio de eliminación de hierbas.

Las diversas áreas municipales preparan el regreso progresivo a la normalidad con la vista puesta sobre todo en la Fase 1, que empezará el lunes 11, cuando probablemente se reactivarán servicios interrumpidos como el de la ORA o el de la recogida de trastos en la vía pública.