Edificio en obras en Palma. | Pilar Pellicer

6

El Ayuntamiento de Palma es partidario de que «por precaución se paren las obras en marcha, salvo las que sean de infraestructuras esenciales u obras urgentes». La regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, compareció este martes vía streaming tras la reunión de la Gerencia de Urbanismo y afirmó que le consta que «hay empresas de construcción que ya están parando de forma voluntaria para poder mantener la seguridad de sus trabajadores».

En cualquier caso desde el Ayuntamiento se hace «un llamamiento a que en todas estas obras en marcha se garanticen todas las medidas de seguridad de los trabajadores para evitar nuevos contagios y también posibles accidentes laborales que puedan suponer requerir de los servicios de salud».

Ante los incumplimientos en estas medidas de seguridad, Truyol instó a dirigirse a la Conselleria de Salut y a la de Treball «pues desde el Consistorio no tenemos competencias para hacer inspecciones en obras privadas». Además la regidora recordó que Cort sigue tramitando expedientes de disciplina urbanística.

En relación a los problemas que van a empezar a tener muchos ciudadanos para el pago de las hipotecas, Truyol recordó que se ha puesto en marcha en la web del Consistorio una guía de acompañamiento y de información pública para las personas que se puedan acoger a la moratoria anunciada por el Gobierno central para el pago de las cuotas de las hipotecas.

Reconoció que los problemas que puedan tener muchas personas para el pago de los alquileres también «es una preocupación», razón por la cual desde Cort se exigió al Estado que ponga a disposición de los ayuntamientos un fondo extraordinario para poder financiar ayudas extraordinarias para hacer frente a estos pagos de alquileres. La responsable municipal confió en que «el Gobierno sea responsable y ponga en marcha este fondo».

También dijo que la Regiduría de Comercio está estudiando extender estas ayudas a los locales comerciales.

En cuanto al superávit del Ayuntamiento, que el Gobierno central anunció que se podrá destinar a ayudas en este momento de alerta sanitaria, Truyol explicó que desde el área de Hacienda se está analizando y «evidentemente todos los fondos que podamos rescatar desde el superávit y demás fórmulas que permita al Estado se destinarán ayudas sociales o políticas activas para revertir esta situación de crisis económica y social que viviremos».

Truyol no consideró viable pedir una moratoria para el pago de los alquileres, «porque los propietarios de las viviendas alquiladas son muy diversos, hay particulares, empresas, grandes tenedores y es más difícil gestionar una moratoria, mientras que con las hipotecas solo se implica a las entidades bancarias».

En cualquier caso, la edil anunció que el Ayuntamiento «ya está trabajando paralelamente para incrementar la partida que tenemos para ayudas al alquiler que da Bienestar Social a través de la Oficina Antidesahucios».

Por último, Truyol explicó que una vez que se han retomado las sesiones de la Gerencia de Urbanismo se siguen tramitando los expedientes de obra, de disciplina, de actividad, de planeamiento o de inspección técnica de edificios. También se siguen aprobando licencias y decretos y se avanza en los procesos de información pública para que los interesados tengan acceso. En cuanto al Plan General destacó que se continúa trabajando a nivel interno y la previsión es que no se modifiquen los plazos que había de aprobación inicial al final de esta legislatura.

Asimismo, dijo la edil, los servicios técnicos prosiguen trabajando en proyectos de cara al futuro como el de s'Aigo Dolç o la Plaça dels Nins.