El mal tiempo deslució la Revetla de Sant Sebastià. | M. À. Cañellas

45

«No había ningún motivo para cancelar la Revetla». Así de contundente ha respondido el regidor de Participació Ciutadana del Ajuntament de Palma, Alberto Jarabo, a las críticas recibidas por mantener los conciertos de Sant Sebastià.

El regidor ha explicado que llegaron a esta conclusión tras reuniones técnicas que mantuvieron, tanto los días previos como el de Sant Sebastià. En este sentido, ha argumentado que ni la Policía Local, ni los Bomberos, ni Protección Civil les aconsejaron suspender la Revetla.

Preguntado por las recomendaciones realizadas por los servicios de emergencia de no salir a la calle en la noche de Sant Sebastià, Jarabo las atribuye a otras zonas de Baleares en las que había alerta roja o naranja. En este punto, ha precisado que en Palma la alerta era amarilla y ha asegurado que si se hubiese incrementado a naranja la Revetla sí se habría suspendido.

El regidor ha asegurado que pese a la lluvia y el viento se podían garantizar las condiciones de seguridad de los participantes en la fiesta y ha puntualizado que en el momento en el que dejó de ser así se fueron suspendiendo las actuaciones.

Noticias relacionadas

A su modo de ver, «no había decisión buena» y ha añadido que cancelar la Revetla habría supuesto una frustración para muchas personas». De este modo, ha destacado el que las confraries pudieron realizar sus actividades, al igual que el Drac de na Coca.

Respecto al tuit de Podem Mallorca que califica de éxito Sant Sebastià 2020, Jarabo ha reconocido que discrepa de este calificativo, aunque ha precisado que la fiesta de Podem sí lo fue. También ha apuntado que había más de 2.000 personas (dato facilitado por Cort), ya que se tienen que tener en cuenta las personas que participaron en el Sant Sebastià alternativo.

Jarabo no entra a valorar los 120 euros que ha costado por persona la celebración de la Revetla, considera que haberla suspendido habría sido aún más costoso ya que nadie las habría disfrutado.