33

Desechos. Restos de plástico de muy variado origen. Restos de ramas y cañizo de variado tamaño. Una rata muerta de talla respetable, no precisamente un ratoncito. Todo esto y algo más es con lo que pudieron toparse las personas que este pasado domingo quisieron aprovechar la bonanza meteorológica para pasear por la primera línea de playa entre el Portitxol y el Molinar, en Palma.

Una vecina y activista por la conservación del medio marino, Aina PB, fue una de las que lo intentó. Acompañada por su hija de siete años trató de disfrutar de esta popular zona costera de Palma, pero la realidad es menos cuidada e idílica de lo deseable, a juzgar por las imágenes que ella misma ha compartido en las redes sociales.

A raíz de la acumulación de residuos sobre la arena, a la niña le surgieron preguntas, y su madre ha decidido hacer de altavoz a las cuestiones que se plantean y remitirlas directamente al Ajuntament de Palma y al alcalde José Hila: «¿Cuándo abrirás los ojos y te darás cuenta de que esto no puede seguir así?», dice.

Según la usuaria hace ya una semana que se informó a Cort de la condición de las playas del Molinar después de las intensas tormentas que ocasionó la DANA.

El presidente del GOB, Amadeu Corbera, ha sido uno de los primeros en hacerse eco de la publicación. También la Societat d'Història Natural de les Balears; todos a la espera de que el primer edil responda o dé algún tipo de explicación.

Quien ha salido al paso de la denuncia ha sido Emaya. A través de las propias redes sociales la empresa pública ha afirmado que este lunes «a primera hora se ha limpiado esta zona. En esta época del año la limpieza se realiza dos veces por semana. La semana pasada no se pudo hacer por el mal tiempo, que provoca también esta llegada de residuos». Además, han aportado la siguiente fotografía como prueba del trabajo.