Proyecto de nueva iluminación para la Catedral. | ARCHIVO

El Ajuntament de Palma sigue adelante con su último proyecto de nueva iluminación de la Catedral y de La Almudaina pese al rechazo de Arca hecho público el pasado viernes. Además este proyecto renuncia a la iluminación por colores de estos dos elementos del patrimonio de la ciudad, que solo contarán con luz blanca.

Así lo ha informado hoy la regidora de Infraestructuras, Angélica Pastor, quién ha explicado que el motivo de prescindir del sistema RGB de iluminación por colores, que se había anunciado en varias ocasiones, es «porque no estaba todo el mundo de acuerdo, como por ejemplo la Catedral o Patrimonio Nacional, y vimos que eran entidades de peso implicadas directamente y por tanto se ha optado por pasar a luz blanca». El sistema de iluminación por colores y se mantendrá en cambio en el nuevo alumbrado del Castillo de Bellver.

Pastor ha lamentado la opinión de Arca ante un proyecto que, ha recordado, se adaptó a las peticiones de las diferentes entidades, para lo cual «se bajó un metro la altura de las farolas, se cambian los báculos por farolas tradicionales, se quitó el sistema RBG incluso se incorporó más iluminación en la zona de la Almudaina para que no quedará a oscuras la zona».

Por eso ha dejado claro que ahora el proyecto sigue adelante «básicamente porque tenemos unas instalaciones de más de 40 años que no pasan las revisiones pertinentes y no están en condiciones para continuar dando el servicio y no vamos a retirar estas instalaciones de alumbrado sin tener un proyecto en marcha que pueda acompañar a la zona».

Ahora el proyecto debe pasar por la Comisión de Patrimonio del Consell «para que se dictamine si las modificaciones cumplen o no con la normativa existente y hemos trabajado para que el proyecto tenga luz verde, si se tiene que hacer alguna recomendación que se haga desde la Comisión», ha afirmado Pastor.

La edil ha añadido que «yo entiendo la posición de Arca pero no la comparto porque el nuevo proyecto ya se adaptó a las peticiones de todas las entidades y la situación ideal no existe pero sí hay un consenso mayoritario con todos los agentes interventores».

El presupuesto de nuevo alumbrado de la Catedral y La Almudaina es de un 1,1 millones, de los que la mitad lo aporta la contrata con la mejora del contrato, y la otra mitad la pone el Ayuntamiento, que contará con los fondos FEDER para el 50% de su presupuesto.