Neus Truyol (izquierda) era la presidente de Emaya, e Imma Mayol la gerente en el pasado mandato. | Redacción Local

83

La Fiscalía de Medio Ambiente de Baleares investiga si la exgerente de Emaya, Imma Mayol, y otros altos cargos del pasado mandato cometieron un delito medioambiental y malversación de fondos por no tomar medidas para evitar que los vertidos de la depuradora terminen en el mar.

El pasado miércoles los agentes del Seprona, a instancias de la Fiscalía de Medio Ambiente de Balears, citaron a varios altos cargos de Emaya en las dependencias de la Guardia Civil en calidad de investigados (antiguos imputados) y los instaron a declarar de forma voluntaria. Al entrar les requisaron sus teléfonos móviles y realizaron un registro en la sede de Emaya así como en la depuradora, donde tomaron muestras. También se incautaron de numeroso material informático.

En las declaraciones, los implicados apuntaron a la gerente, que ahora reside en Cataluña. La Guardia Civil de Baleares pidió a sus compañeros de la Comandancia de Barcelona que tomase declaración en calidad de investigada a Imma Mayol.

Desde hace más de diez años se están registrando vertidos al mar en la bahía de Palma que podrían constituir un delito medioambiental. Esto es lo que ahora se investiga desde hace un año a raíz de la denuncia de un particular. En mayo, el sector náutico denunció al Govern por no abrir un expediente por los vertidos y tomar las medidas oportunas. Era la respuesta del sector a la prohibición de fondear en las praderas de posidonia.

Noticias relacionadas

También se investiga otro supuesto delito de malversación de fondos públicos, ya que en lugar de atacar este frente, Emaya ha destinado importantes cantidades de dinero a otras finalidades, como la compra de contenedores o la contratación de personal. Se investiga si se podía haber invertido en la depuradora.

Desde Cort mantuvieron este sábado un gran hermetismo. Por un comunicado alegaron que la declaración está bajo secreto de sumario y manifestaron su «máxima colaboración con las autoridades judiciales».

No obstante, el Pacte quiso dejar claro que «durante la última legislatura no se ha cometido ningún tipo de irregularidad y que siempre se ha obrado y velado por el interés general, el bien común y la protección del medio ambiente». Además, recordaron que desde el año 2015 «han trabajado intensamente por proteger el medio ambiente, siendo una prioridad institucional».

La portavoz del PP, Mercedes Celeste, expresó su preocupación y cautela, pero aseguró que «este episodio representa una nueva mancha en la deficiente gestión de Emaya bajo la dirección de Neus Truyol e Imma Mayol».

El líder de Vox, Fulgencio Coll, puso de manifiesto su confianza «en la investigación». La portavoz de C’s, Eva Pomar, se mostró preocupada y le gustaría recibir explicaciones de Mayol y Truyol tras su «nefasta gestión».