La performance se ha llevado a cabo en la Plaça Major, donde, ataviados con ropa negra y máscaras anticontaminación, se han tumbado de manera pacífica para remover consciencias entre los transeúntes. El acto ha sido organizado por Extinction Rebellion Mallorca. | M. À. Cañellas

5

Este sábado se celebra el ‘Die-In internacional’ como símbolo de la muerte de las especies y la extinción. Un acto a nivel internacional, similar al que se celebró el 15 de abril y en el que participaron 400 grupos de 49 países, al que se han sumado unas cuarenta personas en Palma.

La performance se ha llevado a cabo en la Plaça Major, donde, ataviados con ropa negra y máscaras anticontaminación, se han tumbado de manera pacífica para remover consciencias entre los transeúntes. El acto, organizado por Extinction Rebellion Mallorca, ha comenzado pasadas las doce del mediodía y tiene como objetivo «denunciar el cambio climático y los ataques ecológicos que está soportando Mallorca», según la organización. Durante el acto se ha leído un manifiesto.

Esta movilización se ha producido en otras ciudades de España, como Madrid y Barcelona.