El pavimento del Passeig Sagrera se encuentra en muy mal estado. | Redacción Local

14

El Ajuntament de Palma se ha visto obligado a retrasar la ejecución de algunos proyectos debido a las inundaciones de Sant Llorenç. El regidor de Infraestructures, Rodrigo Romero, explica que las máquinas de las contratas y los operarios están trabajando en el citado municipio, donde tienen que realizar muchos trabajos de mejora del pavimento, debido a los importantes daños que causó el temporal.

Romero precisa que las obras que se ven afectadas por el retraso son aquellas extraordinarias que está previsto realizar en los pliegos de vialidad; las ordinarias se ejecutarán según el calendario acordado. El regidor pide disculpas y señala que ya se lo ha explicado a los vecinos afectados, que -según cuenta- lo han entendido.

El titular de Infraestructures asegura que estos proyectos se ejecutarán y argumenta que tienen una partida presupuestaria asignada. «La ejecución de los proyectos está garantizada porque cuentan con una partida presupuestaria asignada, pero hay que atender asuntos prioritarios como reparar los daños causados por las inundaciones», expone Romero.

Uno de los proyectos afectados por el retraso es la mejora del pavimento del Passeig Sagrera, que se hará después de la temporada turística; contará con una inversión de unos 350.000 euros.

También se retrasarán las obras del paseo de Sant Jordi. El regidor precisa que se destinarán 170.000 euros para «hacer el paseo nuevo, poner un pavimento más firme, mejorar la accesibilidad y el drenaje de agua». En principio, esta obra tenía que comenzar en febrero, pero se retrasará un par de meses. Una parte de los trabajos se pagarán con la ley de Capitalidad.

Algunas actuaciones pequeñas en barrios también sufrirán retrasos, tales como el pavimento de patinaje en una plaza de Son Rapinya.

Romero destaca que las más necesarias se han priorizado. Este es el caso de la segunda línea de la Platja de Palma, donde destinarán unos 700.000 euros para mejorar el pavimento; los trabajos finalizarán antes de Pascua.

Alquiler

El regidor de Infraestructures, Rodrigo Romero, explica que elevado precio del alquiler de Palma impide que los obreros de la Península quieran venir a trabajar, ya que no les sale rentable. Además, añade que en estos momentos se están ejecutando muchas obras privadas, lo que motiva que no queden trabajadores disponibles para llevar a cabo las actuaciones extraordinarias previstas en la capital balear.


El titular de Infraestructures también pone de manifiesto que tampoco tienen máquinas disponibles para poder llevar a cabo las obras, debido a que muchas se han tenido que ir a Sant Llorenç; traerlas de la Península es muy costoso y a las empresas concesionarias de los pliegos del contrato de vialidad no le sale rentable.