Juan Carlos I se ha dirigido este domingo a los medios a su salida del Club Náutico de Sanxenxo, a los que ha contestado con un «Pregunta, pregunta tú; yo estoy aquí, en Sanxenx" a un periodista que le ha preguntado sobre si tiene ganas de reunirse este lunes con su hijo Felipe VI en Madrid. Puedes leer la noticia en: https://www.europapress.es/galicia/noticia-emerito-reunion-felipe-vi-madrid-pregunta-yo-estoy-aqui-sanxenxo-20220522113937.html Visto en: https://www.youtube.com/europapress | Youtube: Europa Press

1

El rey emérito Juan Carlos I ha atendido este domingo brevemente las preguntas de la prensa sobre las ganas de ver a su familia tras dos años residiendo en Abu Dabi, a lo que ha respondido: «Pregunta, pregunta tú». Esta ha sido la afirmación con la que ha contestado a uno de los periodistas que lo ha inquirido por este tema, que ha zanjado de forma cortante con la siguiente afirmación: «Yo estoy aquí, en Sanxenxo». Acto seguido, ha cerrado el asunto con un gesto con la mano.

El rey emérito ha visitado este fin de semana esta localidad pontevedresa para participar en un trofeo de regatas en el que es su primer viaje a España desde su salida al extranjero, perseguido por las polémicas por sus negocios y la comisión de posibles irregularidades. Juan Carlos I ha sido preguntado también por la visita que hizo ayer a su nieto Pablo Urdangarin para verlo jugar al balonmano en Pontevedra. «Mi nieto muy bien», ha sido «todo estupendo». El rey emérito llegó este domingo a las 10:32 horas al Real Club Náutico de Sanxenxo (Pontevedra) para asistir a la última jornada de regatas del Trofeo Viajes InterRías, en el que participa su embarcación «Bribón 500», y en el que está previsto que sea su último día completo en Galicia antes de dirigirse a Madrid para mantener un encuentro privado con la familia real.

Como en días anteriores, el rey emérito ha llegado a las instalaciones portuarias en el coche de su amigo y anfitrión, el empresario Pedro Campos, que lo ha dejado en la puerta de las oficinas del club náutico, a donde se ha dirigido con la ayuda de uno de sus escoltas y caminando con dificultades, haciendo uso de un bastón. El último día de regatas en Sanxenxo dependerá de las condiciones meteorológicas, ya que ayer tuvieron que ser canceladas por la inestabilidad en la dirección y velocidad del viento.