La entrada en Ceuta de algo más de 10.000 personas procedentes de Marruecos en las jornadas del 17 y 18 de mayo ha tenido sus consecuencias en la ciudad con la presencia en las calles de varios miles de marroquíes que se niegan a regresar a su país. | Reduan Dris

1

La Guardia Civil han detenido a unos 50 inmigrantes marroquíes -entre ellos algunos menores de edad- que permanecían ocultos en las escolleras del puerto de la ciudad, en una zona restringida, con la intención de intentar entrar ilegalmente en algún barco.

Según han informado a Efe fuentes del instituto armado, las redadas se han llevado a cabo en las escolleras de los muelles de Poniente, Levante y Alfau desde primeras horas de la mañana de hoy por varias unidades del cuerpo, con la intención de aminorar la presencia de estas personas.

La Guardia Civil ha advertido de que se trata de inmigrantes marroquíes -tanto adultos como menores- que lograron entrar en la ciudad en las jornadas del 17 y 18 de mayo y que están viviendo en las calles.

Estos inmigrantes se esconden en las escolleras portuarias -en zonas restringidas- con la idea de introducirse en alguno de los barcos que realiza tomas de combustible en las inmediaciones del lugar para llegar ilegalmente a la península.

El objetivo de estas redadas es detener a estas personas, también teniendo en cuenta que en los últimos días ya han protagonizado varios incendios y peleas.

La Autoridad Portuaria ha cifrado en unos 500 el número de inmigrantes marroquíes que puede frecuentar las instalaciones portuarias de los que entraron en las avalanchas al espigón fronterizo.