La información sobre Armengol has trascendido las fronteras baleares. Imagen de archivo del líder valenciano de Ciudadanos, Toni Cantó. | Efe

3

Las reacciones de ámbito nacional a la información que sitúa a la presidenta del Govern, Francina Armengol, en un bar de Palma a las dos de la madrugada no han tardado en producirse.

Coincidiendo con la segunda jornada del debate de la moción de censura de Vox en el Congreso de los Diputados, algunas personalidades políticas han lanzado sus particulares opiniones sobre una situación que, de confirmarse comprometería seriamente a la mandataria balear. El primero en reaccionar fue el eurodiputado de Ciudadanos, y expresidente del Govern, José Ramón Bauzá, antecesor de Armengol en el Consolat de Mar. Otro representante de sus siglas, el valenciano Toni Cantó, ha afirmado en Twitter: «No falla. Socialismo».

Armengol asegura que estaba fuera del local cuando llegó la Policía Local Armengol asegura que estaba fuera del local cuando llegó la Policía Local

Además, la diputada mallorquina del PP en el Congreso de los Diputados, Margalida Prohens, ha añadido más presión sobre la líder socialista, y ha afirmado que «se creen por encima de todo. Otros han tenido que dimitir».

Por su parte, el que fuera diputado nacional de la formación naranja por Baleares en la anterior legislatura, y actual viceconsejero de Transparencia y Calidad de los Servicios en la Junta de Castilla y León, Fernando Navarro, ha ironizado con la situación aduciendo que «sin duda, [Armengol se encontraba] ejerciendo funciones de inspección».