2

La defensa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha planteado ante el Tribunal Supremo la recusación de diez magistrados de la sala de lo penal que deben resolver sobre la abstención del juez que fue designado como ponente del recurso de casación por la sentencia los lazos.

En un escrito dirigido al Supremo, el abogado Gonzalo Boye pide que se resuelvan esas recusaciones antes de que el alto tribunal decida sobre la abstención que planteó el propio magistrado Miguel Colmenero Méndez de Luarca, por haber sido nombrado vocal de la Junta Electoral Central.

La defensa de Torra considera que los diez magistrados de la sala de lo penal del Supremo recusados tampoco reúnen los requisitos de imparcialidad necesarios para resolver sobre la abstención planteada por Colmenero Méndez de Luarca.

En sus escritos, Boye cuestiona la imparcialidad de los jueces Manuel Marchena Gómez, Andrés Martínez Arrieta, Julián Sánchez Melgar, Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, Antonio del Moral García, Ana María Ferrer García, Pablo Llarena Conde, Vicente Magro Servet, Carmen Lamela Díaz y Eduardo Porres Ortiz de Urbina.

Según el abogado de Torra, todos ellos adolecerían de la falta de imparcialidad necesaria para decidir sobre el ponente del recurso contra la inhabilitación del presidente de la Generalitat, porque han intervenido en algún momento en resoluciones vinculadas a los procesos penales abiertos por el «procés».