El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, en una imagen de archivo. | Efe

16

La dirección nacional del PP mantendrá hasta este miércoles la incógnita sobre el sentido de su voto a continuar o no con el estado de alarma pero algunos 'barones' territoriales del partido como el gallego Alberto Núñez Feijóo o la madrileña Isabel Díaz Ayuso han abierto este martes la puerta a que se pueda prorrogar solo 15 días más para dar tiempo al Gobierno a organizarse y que la salida de la población se produzca con más garantías.

Tras la videoconferencia de presidentes autonómicos del pasado domingo, el murciano Fernando López Miras, el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco o el andaluz Juanma Moreno tampoco se opusieron a mantener esta medida hasta finales de mayo, dejando claro que no es un «cheque en blanco» y que el Gobierno debe apostar por el diálogo.

Sin embargo, el líder del PP, Pablo Casado, se mostró contundente este lunes al asegurar que «no tiene sentido» que el estado de alarma se prolongue «más allá de 60 días», ya que, a su entender, la desescalada «ya no necesita» este instrumento «excepcional» que limita derechos y libertades.

«El PP a día de hoy considera que no puede apoyar la prórroga del estado de alarma», afirmó, sin aclarar si eso significa que se abstendrá o que optará por el 'no'. En cualquier caso, dejó la puerta abierta a la negociación al exigir al Gobierno que desvincule la prestación de los ERTES al estado de alarma. Este martes, el 'número dos' del partido, Teodoro García Egea, ha reconocido que «hay 24 horas para negociar» y «ahora le toca» moverse al jefe del Ejecutivo.

Moncloa ha redoblado la presión en las últimas horas para intentar atraer al PP, que hasta ahora ha apoyado las tres prórrogas anteriores del estado de alarma. Este lunes el Gobierno optó por un discurso más agresivo alertando a los 'populares' de que era «estado de alarma o caos», pero este jueves el propio Pedro Sánchez ha suavizado el tono en el Senado --durante su respuesta al 'popular' Javier Maroto-- y ha asegurado que lo que la sociedad espera es «un acuerdo al menos de los dos grandes partidos».

'Génova' mantendrá la incógnita hasta este miércoles

La dirección nacional del PP no ha desvelado cuál será el sentido de su voto en el Pleno del Congreso ni ha dado detalles sobre la charla de una hora que Casado mantuvo este lunes con Sánchez. Tampoco ha precisado si el líder del PP ha manteniendo algún contacto en estas últimas horas con sus presidentes autonómicos.

«Génova dará su planteamiento mañana», han asegurado a Europa Press fuentes de la cúpula 'popular', optando así por mantener el hermetismo ante la votación de la cuarta prórroga del estado de alarma.

Sin embargo, algunos presidentes autonómicos del PP han deslizado la posibilidad de que el partido pueda apoyar una última prórroga, solo 15 días más, hasta el próximo 24 de mayo, con el fin de dar tiempo al Ejecutivo para organizarse.

Noticias relacionadas

Feijóo admite que el Gobierno necesite tiempo

Así, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado una prórroga «sine die» del estado de alarma pero tras recibir este martes una llamada de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha admitido que «otra cosa es que el Gobierno necesite tiempo para organizarse».

«Y eso es más entendible que las razones expuestas públicamente hasta ahora», ha asegurado el jefe del Ejecutivo gallego en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, publicado tras esa conversación con Calvo para informarle de la situación.

También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a rechazar continuar con el estado de alarma activo pero se ha abierto a dar 15 días más al Gobierno de Pedro Sánchez con el objetivo de «proteger a los ciudadanos» para que «la salida sea inmediata con las mejores y mayores garantías».

Moreno, López Miras y Mañueco

Otros presidentes del PP también se abren sólo a una prórroga más. El andaluz Juanma Moreno ya dijo este domingo que lo «razonable» sería, si las cifras de contagios por coronavirus siguen cayendo, como ya está ocurriendo en los últimos días, que no siguiera vigente a finales de este mes de mayo.

Según Moreno, hay leyes que permitirían al Gobierno gestionar de manera adecuada esta crisis, con un mando único en materia sanitaria, como pueden ser la Ley de medidas especiales en materia de Salud pública, La Ley general de sanidad o la Ley de salud pública.

El presidente de Castilla y León, no ve con malos ojos una cuarta prórroga del estado de alarma, pero ha dejado claro que no puede ser un «cheque en blanco». Eso sí, cree que Sánchez está «poniendo difícil» la búsqueda del consenso y lejos de buscarlo ha dicho «todos conmigo o contra mí», por lo que entiende que las fuerzas políticas se planteen el voto al estado de alarma si no se tiene en cuenta su opinión.

Por su parte, el presidente regional, Fernando López Miras, ya aseguró este domingo, tras la videoconferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, que no se opone a una prórroga del Estado de Alarma siempre siempre y cuando no sea porque el presidente del Gobierno quiera mantener «el poder absoluto» o para imponer «hojas de ruta ideológicas».