Trabajo con las pruebas diagnósticas en un laboratorio. | Efe

2

Las pruebas PCR se harán a todos los ciudadanos entre las 24 y 48 horas desde que aparecen los síntomas y las pruebas se realizaran en los centros de atención primaria a partir del próximo día 11 de forma generalizada, aunque en algunas comunidades ya se están haciendo.

Simón respondía así en rueda de prensa después de que el lunes trascendiera que las pruebas se realizarían en las primeras 24 horas de los síntomas, según la estrategia de detección precoz que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, presentó a las comunidades en el Consejo Interterritorial de Salud.

«La información que necesitamos ahora es distinta, tenemos mucha más precocidad a la hora de detectar los casos y no se están proponiendo 24 horas sino entre 24 y 48 horas como objetivo. Sabemos que en algunos casos se podrá conseguir incluso menos y en otros tendremos que conformarnos con un poquito más».

Simón ha precisado que estamos en una nueva fase, en principio con un número muy reducido de casos, en los que el objetivo es detectar cualquier posible indicio que lleve a pensar que puede haber un rebrote.

El experto ha explicado que las pruebas se tienen que hacer en un sistema como en el de atención primaria en el que hasta ahora no se tenía esa capacidad, por lo que ahora va a tener que reforzarse para obtener la mayoría de los indicadores que interesan, que sean viables y se puedan dar a tiempo, de cara a la desescalada.

Ha insistido en que en estos momentos, en el centro de la epidemia, lo que interesa es la detección lo más precoz posible controlando la transmisión de forma más precisa en donde se producen los brotes para evitar tomar medidas para el conjunto de la población.

El epidemiólogo ha indicado que llevan alrededor de diez días discutiendo con las autonomías en la ponencia de alertas del Interterritoral sobre los mecanismos de vigilancia que hay que establecer a partir del momento en que la trasmisión del virus ya es muy cercana a 0.

«Yo creo que vamos a conseguir un sistema muy reactivo que nos permita garantizar que en caso de que todavía hay una transmisión en algún punto que no se ha detectado y que puede generar nuevos brotes, la vamos a detectar a tiempo», ha afirmado.