El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat, Quim Torra. | Efe

El anuncio por parte del Gobierno de que aceptará la participación de un relator en la mesa de diálogo entre los partidos en Cataluña ha puesto de actualidad una palabra que hasta ahora no había hecho demasiada fortuna en el lenguaje de la política. Y, como casi todos los saltos a la fama política, este ha estado acompañado desde el primer minuto por la polémica: ¿Qué es un relator?, ¿es un eufemismo para evitar la palabra mediador?, ¿es más bien un coordinador de algo?

Según la segunda acepción de la RAE sobre este término, el relator es la persona que en un congreso o asamblea hace relación de los asuntos tratados, así como de las deliberaciones y acuerdos correspondientes.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tras negar en las últimas horas la necesidad de contar con mediadores, definía la figura en cuestión como «alguien que pueda tomar nota, que nos pueda convocar, que pueda coordinar» y, más adelante, «alguien que sea capaz de decir 'nos convocamos', 'tomo nota de lo que vais hablando'... Un poco ayudar... Lo que hace un relator en un congreso».

Noticias relacionadas

No obstante, en la cuestión actual, el relator se usa en el campo de la defensa de los derechos humanos por parte de las Naciones Unidas. En ese ámbito, un relator especial es un experto independiente nombrado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para examinar e informar sobre la situación del país o a un determinado tema de derechos humanos. Una figura a la que en inglés se refieren, por cierto, con una palabra de origen francés: 'special rapporteur'.

Poco que ver, como es obvio, con la figura del relator de congresos, que en principio se limita a tomar nota y dejar constancia. Es cierto que lo importante no será tanto el nombre que se le dé como el papel que se le otorgue.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, comparecerá este miércoles en rueda de prensa en La Moncloa para explicar las novedades sobre este asunto, después de que el Gobierno aceptara nombrar un «relator» o «coordinador» para la mesa de partidos en la que se aborda la situación con Cataluña.