Fotografía de archivo tomada el 29/05/2012 del empresario Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, con la que aparece en la imagen. | Efe

6

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea tomará este jueves declaración al empresario Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, así como a su hermano y al abogado de ambos, detenidos por contratar supuestamente los servicios del excomisario José Manuel Villarejo, que será interrogado de nuevo.

Según han informado fuentes de la Audiencia Nacional, De Egea tiene previsto tomarles declaración a todos ellos, así como al abogado y socio del excomisario, Rafael Redondo, detenido en noviembre en la operación Tándem junto a Villarejo, siendo ambos los dos únicos que permanecen en prisión por esta causa.

El marido de Ana Rosa fue detenido este martes en Madrid a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y por orden del juez, en relación a un supuesto encargo que le hicieron él y su hermano al excomisario para investigar a una persona que les debía dinero.

Noticias relacionadas

El hermano de Juan Muñoz fue arrestado en Andalucía, donde además se practicaron registros en las localidades andaluzas de Sotogrande y Marbella, así como en Madrid.

La Fiscalía atribuye a los tres delitos de descubrimiento y revelación de secretos y extorsión, dentro de unas diligencias que son secretas.

Las acusaciones contra Muñoz, su hermano y su abogado se basan en grabaciones incautadas a Villarejo en los registros que ordenó el juez cuando se produjo su detención, unos audios con conversaciones que está analizando la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional y remitiendo al juez de la Audiencia Nacional en diferentes informes.
Uno de los últimos informes que recibió el magistrado, a raíz del cual abrió la pieza número 5 del caso, bautizada Carol, trata sobre una conversación grabada en 2015 entre Villarejo y la amiga de don Juan Carlos Corinna zu Sayn-Wittgenstein en la que ella desvela que el Rey emérito tenía cuentas en Suiza y que fue utilizada como testaferro para ocultar su patrimonio en el extranjero.

En base a esas grabaciones, De Egea tomó declaración la semana pasada a Villarejo, quien argumentó que fue a hablar con Corinna por orden del Estado para solventar los problemas entre ella y el monarca.