Sami El Mushtawi, responsable de Cultura del Centro Cultural Islámico de Madrid. | Redacción Digital

20

«Los musulmanes celebran el Día la Mujer todos los días y no solo hoy» asegura en una entrevista el responsable de Cultura del Centro Cultural Islámico de Madrid Sami El Mushtawi, quien añade que con el pañuelo se cubre la cabeza de las mujeres pero no su mente.

Con motivo del Día de la Mujer, el Centro Cultural Islámico de Madrid ha abierto sus puertas para dar a conocer, a través de un tour y exposiciones, las costumbres musulmanas, así como demostrar que la mujer en el Islam es un «ser activo» y no una sumisa.

Así lo explica Sami El Mushtawi, quien señala que la mujer musulmana es un «bien respetado», que estudia, trabaja y enseña, y que su labor está muy bien considerada y valorada.

«Con el pañuelo se cubre la cabeza, pero no la mente. La mujer tiene una mente brillante», afirma, para recordar que los musulmanes celebran el Día la Mujer todos los días y no solo hoy.

Si bien, el Centro ha decidido organizar este miércoles una jornada de puertas abiertas desde las doce de la mañana hasta las cuatro de la tarde dedicada a la mujer, a la que se puede unir todo el que quiera para conocer más de cerca la cultura islámica.

Para la oración en la mezquita, las mujeres tienen un espacio separado de los hombres que se sitúa en la parte de arriba, pero este miércoles, durante uno de los rezos de la mañana, han podido acceder a la parte de abajo para que lo vean.

Además se ha instalado una pequeña exposición con fotografías de mujeres del mundo islámico junto con otras de mujeres españolas de 1900 -con mantillas-, para demostrar que «no hay tanta diferencia», tal y como apunta El Mushtawi.

Junto a las fotografías también se muestran citas y versículos del Corán que hablan de la igualdad entre hombres y mujeres.

El Centro Cultural Islámico celebra por primera vez esta iniciativa en un día como hoy, si bien tiene previsto que se repita cada año. A lo largo de los meses lleva a cabo diferentes actividades abiertas al público, aunque en esta ocasión han querido darle más difusión para que se una más gente.

«Nosotros celebramos el Día de la Mujer todos los días, pero hoy la acompañamos. Esperamos que pasen un rato agradable», agrega el responsable de Cultura.

Para ello, no han organizado algo rígido en horario como puede ser una conferencia, sino un tour por las diferentes dependencias del Centro, que tiene 12.000 metros cuadrados, para que la jornada sea «más amena y tranquila».

Sobre las doce y media de la mañana han empezado a llegar los primeros visitantes, los que han podido visitar la mezquita, el salón de actos, la exposición permanente que relata la historia de el Islam y sus costumbres, la sala de conferencias y el patio central donde se aprecia el gran minarete.

«Cuando los ciudadanos ven la Mezquita de la M-30 sólo la relacionan con rezo y oración, pero tiene muchas dependencias y queremos que se conozcan», ha añadido.

En este patio central se han dispuesto mesas y sillas para todo aquel que quiera conocer hoy el Centro pueda disfrutar de los dátiles y el té y aprovechar el día soleado que hace hoy en Madrid.