Jordi Pujol y Hacienda

Aprobada la comisión de investigación sobre el caso Pujol

| Barcelona |

Valorar:
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho (i), el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (c), y la vicepresidenta catalana, Joana Ortega (d), tras la votación del pleno del Parlament, que ha aprobado por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre el 'caso Jordi Pujol' y "las diversas modalidades de fraude, evasión fiscal y prácticas de corrupción política".

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho (i), el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (c), y la vicepresidenta catalana, Joana Ortega (d), tras la votación del pleno del Parlament, que ha aprobado por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre el 'caso Jordi Pujol' y "las diversas modalidades de fraude, evasión fiscal y prácticas de corrupción política".

ALEJANDRO GARC

El pleno del Parlament ha aprobado hoy por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre el caso Pujol y «las diversas modalidades de fraude, evasión fiscal y prácticas de corrupción política», una iniciativa que ha obtenido finalmente el apoyo de CiU.

De las dos propuestas que habían sido presentadas ante el pleno, ha prosperado -con los 131 votos a favor de todos los grupos- la presentada por ERC, ICV-EUiA y la CUP, mientras que la de PPC y Ciutadans (C's), con el único apoyo del PSC, ha sido desestimada.

La junta de portavoces deberá decidir ahora cuántos miembros de cada grupo integrarán la comisión y qué grupo la presidirá, y posteriormente los grupos deberán presentar sus propuestas de miembros, para que la presidenta del Parlament pueda convocar la sesión constitutiva de la comisión.

La comisión de investigación que ha salido adelante tiene el objetivo de «evaluar e investigar, en el contexto del caso Pujol, las diversas modalidad de fraude, evasión y elusión fiscal, así como determinar las prácticas de corrupción en contextos de contratación y concertación público-privada y dilucidar las responsabilidades políticas e institucionales en las últimas décadas».

Por su parte, la solicitud de populares y C's, que ha sido rechazada, exigía una comisión «en relación a la existencia de cuentas corrientes bancarias en paraísos fiscales a nombre de cargos y excargos públicos de la Generalitat, su enriquecimiento ilícito y/o el cobro de comisiones ilegales».

Durante el debate en el Parlament, Maria Mercè Jou (CiU) ha asegurado que su partido ha votado a favor de la comisión planteada por ICV-EUiA, ERC y CUP porque no tiene «ningún inconveniente en que se esclarezcan todos los casos y poner las bases que permitan la eliminación definitiva de estas prácticas».

Pero se ha mostrado crítica con los partidos que «lo único que quieren es convertir el Parlament en un plató de televisión para ver quién la dice más gorda y lograr el titular», por lo que su formación no ha votado la propuesta de C's y un PPC cuya «actitud cambia cuando sale fuera de Cataluña": «¿Quieren resolver dudas o crear más?», ha apuntillado.

La diputada de ERC Gemma Calvet ha justificado esta comisión ante la «inquietud» generada por el caso Pujol, hecho que ha puesto de manifiesto la existencia de una «realidad oscura» con «sombras» y prácticas de corrupción «si no generalizadas, sí frecuentes».

Calvet ha pedido que esta comisión sea «útil» para llegar «hasta el fondo» no solo en cuanto a las prácticas ilícitas, sino también para determinar los «fallos» en el control de la corrupción.

Desde ICV-EUiA, el diputado Marc Vidal ha denunciado la «insumisión» de la política a determinados intereses «económicos y de clase», y ha recalcado que hechos como el de Banca Catalana o las cuentas en Andorra apuntan al «clan Pujol» y a sus «amistades», que pueden haber hecho negocio con sus relaciones con la Generalitat.

Vidal, así, ha advertido de que «nadie» puede construir un país «nuevo, justo y limpio» con «los bolsillos llenos».

Para David Fernández (CUP), la comisión debe servir para evaluar la «dimisión» de un fraude fiscal «alarmante», los «entramados de la fuga de capitales vinculados con la política» y los «trapicheos».

«Hay que poner luz y taquígrafos para saber por dónde se escapan los recursos del país a través de la ingeniería fiscal y con dudosa moralidad», ha dicho el diputado de la CUP.

El portavoz adjunto del grupo del PPC, Santi Rodríguez, ha indicado que «hay informaciones diversas sobre los ingresos de la familia de Jordi Pujol y queremos saber el origen de estos recursos, y por qué han habido viajes constantes de miembros de esta familia a paraísos fiscales», y ha expresado su sospecha de que «esto va más allá» y puede extenderse a toda Convergència.

El líder de C's, Albert Rivera, ha criticado por su parte que en el debate no hubiera ningún conseller y ha expresado su sospecha de que «nada ha cambiado en la vieja CDC», y ha reclamado «no hacer el ridículo intentando esquivar responsabilidades políticas».

Desde el PSC, que ha apoyado ambas solicitudes, el diputado Jordi Terrades ha considerado que Pujol «tendrá una nueva oportunidad de desvanecer cualquier sombra de duda sobre su actuación», ya que hubo preguntas que «no obtuvieron respuesta y estamos obligados a formularlas hasta obtenerlas».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.