Rajoy (2d), conversa con Javier Arenas (2i) y González Pons Esteban (i) durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP celebrada ayer en Sevilla. | Jose Manuel Vidal

5

El presidente de Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado que nadie puede dudar del «compromiso y la convicción» del Gobierno por el déficit público y ha anunciado a las comunidades autónomas que tendrán que hacer un «mayor esfuerzo» en los próximos meses. En su intervención ante la Junta Directiva Nacional que se ha celebrado en Sevilla, Rajoy ha explicado que las reformas que está haciendo el Gobierno están encaminadas a devolver a la economía española «la flexibilidad y la competitividad» y ha anunciado que va a seguir poniéndolas en marcha y avanza que «ahora hay que pisar el acelerador».

El déficit público es un objetivo capital que compromete a todos: al Gobierno, a la Seguridad Social, a los ayuntamientos y a las comunidades autónomas, según Rajoy, quien ha añadido que pese al «gran esfuerzo que están haciendo, con la ayuda del Gobierno», es necesario que hagan «un esfuerzo mayor en los próximos meses». Los grandes pilares para que la economía funcione es que exista estabilidad en las cuentas, que se pongan en marcha reformas estructurales y que haya un sistema financiero «solvente y capitalizado», ha explicado el presidente de Gobierno, quien ha añadido que «no hay alternativas» si lo que se pretende es un crecimiento sostenido y estable.

Ganar el futuro

«Estas reformas están pensadas para ganar el futuro y despejar el horizonte de la economía, y el deber del Gobierno es consolidarla», ha subrayado Rajoy, quien ha recalcado que es de justicia que desde la Administración se corte la «hemorragia» del déficit, compromiso que se verá en los presupuestos del 2013. Tras recordar que el año pasado se gastaron 90.000 millones más de lo que se ingresó, Rajoy ha defendido las reformas realizadas por su Gobierno con el objetivo de estimular la competitividad y dar a la economía española el dinamismo de las economías punteras, pero para ello, ha señalado, «hay que producir mejor» y ahorrar costes.

Ha dado un respaldo a la reforma laboral, al plan de pago a los proveedores, que ha puesto en manos de los emprendedores 27.000 millones, y ha anunciado que el Gobierno seguirá haciendo reformas, y aunque sin concretar, se ha referido a la energética, administrativa, y en la unidad de mercados. El último pilar es el del sistema financiero, sobre el que el Gobierno ha actuado con «transparencia y rigor» para su reforma, según Rajoy, quien ha añadido que se ha hecho un ejercicio de transparencia «sin parangón».