Antonio Gonzales, paciente, Mireia Musquera miembro del equipo médico y Concepción Jiménez, esposa y donante. | Efe - TONI GARRIGA

0

El Hospital Clínic de Barcelona ha aplicado con éxito en 32 casos una cirugía mínimamente invasiva pionera en el mundo que permite extraer riñones de donantes en vivo a través de la vagina, a la vez que ha «importado» de EEUU otra técnica para extirpar este órgano por el ombligo en los varones.

El doctor Antonio Alcaraz, jefe del servicio de Urología del Clínic, explicó que estas experiencias confirman la viabilidad de aplicar la cirugía a través de orificios naturales (conocida como NOTES) y utilizada hasta ahora para extraer órganos tumorales, en la donación de riñones en vivo para trasplante, que en el caso de las extracciones transvaginales dejan dos pequeñas cicatrices de 10 y 5 milímetros.

Avances

Esta técnica de nefrectomía para trasplante supone un avance sobre la habitual cirugía laparoscópica -y evidentemente sobre la convencional cirugía abierta- ya que los dos cortes realizados quedan escondidos en el saco vaginal, con un mínimo dolor postoperatorio, una reducida estancia en el hospital de 2 ó 3 días y sin secuelas en vida sexual y reproductiva de la mujer.

Para atender a donantes varones, el Clínic ha «importado» de EEUU la técnica denominada nefroctromia de puerto único, que posibilita realizar una donación de riñón en vivo por medio del ombligo, una intervención que deja una pequeña cicatriz de unos cuatro centímetros que queda casi semiescondida bajo el propio ombligo.

Un equipo formado por integrantes del área de Urología y Uro-Oncología del Clínic, del Institut Clínic de Nefrología y Urología y de la Unidad quirúrgica de trasplante renal iniciaron esta serie de intervenciones en 2009, adaptando la técnica para extirpación de riñones tumorales.