Previous Next
93

Los Mossos d'Esquadra practicaron seis detenciones a raíz de los incidentes protagonizados por grupos de indignados, que agredieron a algunos diputados cuando iban a entrar en el Parlament y que asediaron durante casi todo el día. La consellería de Interior emitió un balance de los sucesos de ayer, en el que un dispositivo de la policía de la Generalitat, con 550 efectivos, permitió finalmente que ayer se celebrase el pleno del Parlament catalán, como estaba previsto.
Gracias al dispositivo todos los diputados que tenían previsto acceder a la Cámara, así como los trabajadores que debían desarrollar su jornada laboral, pudieron llegar al hemiciclo, subrayó la nota de Interior. Este departamento calculó en 3.000 las personas que se llegaron a concentrar en las inmediaciones del parque de la Ciutadella y sus accesos, con el objetivo de evitar que trabajadores y diputados pudieran acceder a la Cámara catalana.
Helicópteros
La concentración de personas que bloqueaban los diferentes accesos al Parque de la Ciutadella, cerrado desde el martes por motivos de seguridad, obligó a los Mossos d'Esquadra a acompañar hasta las puertas del Parlament en seis furgonetas policiales a 50 diputados de todas las formaciones políticas. Un total de 32 personas, entre ellos el president Artur Mas, casi la mitad de miembros del Govern y también diputados de diferentes partidos, fueron trasladados hasta el interior del Parque de la Ciutadella en helicóptero. Los medios aéreos hicieron 10 viajes.
Por otra parte, en el transcurso del dispositivo 14 mossos resultaron heridos de carácter leve. Durante los incidentes se registraron 45 heridos leves. Al término del pleno, los diputados catalanes y los miembros del Gobierno catalán salieron al final de la tarde del Parlament, evitando a algunos grupos de indignados que se concentraban en las puertas de acceso al parque de la Ciutadella y custodiados por un amplio dispositivo policial.