El ex policía José Amedo, a su llegada a la Audiencia para testificar en el juicio contra Miguel Planchuelo. | Juan Carlos Hidalgo

2

El ex subinspector de la Policía José Amedo, condenado a 108 años de prisión por atentados relacionados con los Grupos Armados de Liberación (Gal), aseguró ayer en un juicio contra su superior en los años ochenta, Miguel Angel Planchuelo, que las acciones de los grupos fueron decisión del ex presidente del Gobierno, Felipe González.

«Felipe González estaba detrás de todo», ha indicado y ha añadido que la puesta en marcha de los GAL fue «una decisión exclusivamente política».

Amedo, que ha declarado como testigo en la vista en la que se juzga la implicación de Planchuelo en dos atentados contra los bares franceses 'Batxoki' y 'Consolation' en 1983, en el que resultaron heridas varias personas, se referió en concreto a la decisión de intervenir en Francia ante la falta de colaboración de las autoridades galas en los ochenta.

Decisión

Así, ha especificado que esta decisión «jamás la tomó un mando policial». «Fue una decisión de Felipe González y del señor José Barrionuevo y del señor Julián San Cristobal», que entonces ocupaban los cargos de ministro del Interior y el gobernador civil de Vizcaya, respectivamente.

Amedo ha añadido que estos altos cargos del Gobierno socialista contaron con «la anuencia y el consentimiento» de otros políticos del PSOE, especialmente en el País Vasco. Así, mencionó a Txiqui Benegas -que aspiraba en 1983 al puesto de lehendakari-, el ex delegado del Gobierno en el País Vasco y actual ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui, y el ex secretario general de los socialistas vizcaínos Ricardo García Damborenea.