El mes de septiembre se despide con lluvias y tormentas en Mallorca. La madrugada de este viernes ha estado marcada por las fuertes precipitaciones en la mayor parte de la Isla. Durante la noche se han superado los 23 litros por metro cuadrado en puntos de la Serra de Tramuntana, además de en Ibiza, tal y como ha informado a primera hora la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La zonas más afectadas de Mallorca han sido Escorca (23 l/m2), Banyalbufar (13 l/m2) y la Serra d'Alfàbia (10 l/m2).

Las lluvias continúan durante toda la mañana y la AEMET mantiene activo el aviso amarillo por fuertes lluvia y tormentas en las zonas de la Serra de Tramuntana, el interior, el sur, el Llevant y el norte y nordeste de la Isla hasta las 14 horas. La alerta por mala mar en el norte se mantiene hasta las 20 horas, ya que se espera que las olas puedan llegar a superar los dos metros. Respecto a las temperaturas, también han llegado las primeras noches gélidas del otoño. Durante la madrugada las mínimas han descendido a los 9 grados en la Serra d'Alfàbia y en Escorca; y en Palma hasta los 14 grados.

Noticias relacionadas

Debido a las fuertes lluvias, el Ayuntamiento de Palma ha informado este miércoles que las lluvias han provocado un vertido de aguas mixtas y, por ello, se ha procedido al cierre de la playa de Can Pere Antoni. Así, Cort ha indicado que esta playa han sido señalizadas con bandera roja tras las intensas precipitaciones de la pasada madrugada y permanecerá cerradas al baño hasta que los análisis de las muestras de agua indiquen que son aptas para el baño.

La playa de Camp de Mar ha quedado totalmente inundada.

A pesar de estos últimos días de inestabilidad, la previsión es que el veranillo de San Miguel volverá este año fiel a su cita en este inicio de octubre, con lo que se producirá un ascenso térmico a partir del domingo. Lo más probable es que vuelvan las condiciones anticiclónicas, con cielos poco nubosos y temperaturas altas para la época.