Cielo rosada una tarde de otoño en Mallorca. | Xesca Serra

El mes de septiembre se despide en Mallorca con tiempo inestable. A pesar de que el fin de semana empezará con lluvias y tormentas, así como vayan avanzando los días volverá a lucir el sol y subirán ligeramente las temperaturas. Por tanto, últimos días del mes con grandes cambios meteorológicos, típicos de los días de otoño.

Para este viernes están activas las alertas por lluvias y tormentas que pueden ser muy fuertes. La predicción meteorológica señala cielos nubosos con chubascos localmente fuertes acompañados de tormenta y granizo, tendiendo por la tarde a intervalos nubosos con algún chubasco ocasional y aislado. Las temperaturas nocturnas experimentarán pocos cambios y las diurnas bajarán: las mínimas rondarán los 13-20 grados y las máximas los 20-24 grados. El viento será del norte con algún intervalo de fuerte, disminuyendo durante la tarde. Se ha activado alerta amarilla por mala mar en la Tramuntana, norte y nordeste de la Isla; las olas pueden llegar a los dos metros de altura.

El sábado, 1 de octubre, irá ganando terreno la estabilidad meteorológica. En este sentido, se prevén intervalos nubosos sin descartar algún chubasco ocasional y aislado, tendiendo durante la tarde a poco nuboso. Las temperaturas nocturnas sufrirán pocos cambios y las diurnas subirán. El viento será de componente oeste. El domingo se esperan cielos poco nuboso, temperaturas en ascenso y viento flojo.

El domingo volverá la bonanza meteorológica, que dará paso al ya conocido 'veranillo de San Miguel', que está previsto que llegue el lunes. El fin de semana acabará con cielo poco nuboso o despejado y las temperaturas en ascenso, las máximas se situarán sobre los 28 grados en algunos puntos de Mallorca y las mínimas en los 12-13 grados.