El plan Inunbal se actualizó el pasado mes de enero, más de tres años después de las trágicas torrentadas en el Llevant de Mallorca. El original tenía más de quince años. | Efe

El Govern balear tiene una herramienta aprobada y preparada para que todas las personas que estén dentro de una zona delimitada en la que se detecta un riesgo inminente de inundación, o también de incendio, reciban la alerta por SMS en un plazo breve de unos veinte minutos, cruciales para que se pongan a salvo. Sólo la burocracia impide que se empiece la temporada de inestabilidad meteorológica sin un dispositivo como éste, aunque es cuestión de semanas que esté listo. Según el director del servicio de Ordenació d’Emergències, Joan Pol, se trata de un sistema de Localización Móvil Avanzada (AML) pero «depende de que los ministerios de Fomento e Interior den el OK para que sea gratuito y accesible sin quebrantar la ley de protección de datos, porque nos debe dejar ver quién está en la zona afectada», explica.

La herramienta se utilizará en todas las comunidades autónomas por igual, cuyos centros de Emergencia ya la tienen implementada, pendientes de la autorización estatal. «El Gobierno central ha firmado un acuerdo con las diferentes compañías telefónicas que operan en España de forma que si delimitamos una zona porque sabemos que se inundará, a todos los móviles que estén allí dentro, independientemente de su compañía, se les enviará un SMS en el idioma del país donde compraron el móvil», explica el especialista. Para que este nuevo sistema de alarma se pueda implementar con éxito se han tenido que realizar, previamente, otro tipo de actuaciones que servirán para conocer al detalle cuándo una zona está en riesgo y así afrontar la amenaza.

En este sentido, Emergències se complementará con las predicciones de la Aemet, como organismo estatal de previsiones meteorológicas que dispone de la Meteoalerta, el Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Fenómenos Meteorológicos Adversos. Además se ha creado una red de estaciones hidrometeorológicas gestionada por el grupo de investigación MEDhyCON, del Departamento de Geografía y Biología de la UIB, que hará una monitorización continuada y en tiempo real de las condiciones de los torrentes para dar avisos anticipados. Según la Conselleria de Presidència, esta red ya dispone de cuatro estaciones meteorológicas y de otras 34 equipadas con sensores digitales situadas en las diferentes cuencas de los torrentes las cuatro Islas. El sistema se activará después de llevar a cabo una primera prueba piloto de alerta temprana en la zona de Sant Llorenç y Artà.

Además, Emergències dispone de los servicios de Meteoclim, que también puede alertar de situaciones provocadas por otros fenómenos meteorológicos, y que supone una gran ayuda a la hora de decretar niveles de riesgo tanto del plan Inunbal, como del Meteobal.

Punto de vista
Germà Ventayol

Siglo XXI

Germà Ventayol

Qué quieren que les diga. Me parece fantástico que se habiliten sistemas de aviso de emergencias rápidos y eficaces. El uso de los smartphones está lo suficientemente universalizado para garantizar que las alertas llegarán a la población afectada, al menos de manera muy significativa. Claro, lo importante es que quede garantizado que todo funcione. Y aquí es cuando uno ya no lo ve tan claro, acostumbrado como estoy a tener la mosca detrás de la oreja cuando se trata de todo lo vinculado con la tecnología. Pero vamos, lo lógico es que no haya ningún contratiempo. Espero.

Las claves
  1. El plan Inunbal, en prealerta hasta diciembre

    El Plan Especial frente al Riesgo de Inundaciones, Inunbal, se activó en fase de preemergencia el pasado 15 de agosto y así permanecerá hasta el 30 de noviembre. Su objetivo es mejorar las actuaciones frente a los riesgos de inundaciones en otoño.

  2. Cada año fallecen unas 40 personas en España

    Las inundaciones son el riesgo meteorológico por el que se muere más gente en España y en el Mediterráneo. En los últimos 50 años han fallecido 40 personas al año por este motivo y un porcentaje muy alto estaba dentro de un vehículo.

  3. Palma, Canyamel y Sant Llorenç, con más riesgo

    Los torrentes de Canyamel y de Sant Llorenç, así como el Torrent Gros y na Bàrbara, en Palma, son los que más riesgo presentan y así lo recoge Inunbal. El plan, además, contiene por primera vez la perspectiva del cambio climático como un factor relevante.