Esta temporada ha puesto de manifiesto la necesidad de aumentar la cifra de trabajadores en todos los sectores de la oferta turística. | Jaume Morey

37

Más de 10.000 trabajadores de hostelería de Baleares, en torno al 10 % de un total de cerca de 150.000, han cambiado este verano de empresa del mismo sector    para mejorar sus condiciones laborales y salariales en otros hoteles, bares, cafeterías, restaurantes y negocios de ocio nocturno, según indican sindicatos y asesorías laborales. La secretaria general de la Federación de Servicios en Balears de CCOO, Silvia Montejano, reconoce que la situación se ha desbordado: «Hay más excedencias que nunca de trabajadores que buscan mejorar su situación laboral y social, ya que se lo pueden permitir al recoger el actual convenio de hostelería esta figura para promoción profesional. La verdad es que hay mucho movimiento para captar trabajadores cualificados en una coyuntura donde falta mano de obra».

Montejano apunta que estos trabajadores «se mueven en el mismo sector porque son captados por personal de otra empresa que les ofrecen mejores condiciones de las que tienen en sus puestos de trabajo». Horarios más flexibles, aumentos considerables de sueldo y con cargas de trabajo más limitadas, según la sindicalista, «son los motivos que provocan los cambios de empresa». Puntualiza CCOO que la actual coyuntura laboral, en la que faltan trabajadores en el sector de hostelería procedentes de la Península por problemas de vivienda, «es lo que propicia que haya menor población activa que en los años de prepandemia ya que el aumento de trabajo no se puede cubrir con personal español o el procedente de países latinoamericanos, norteafricanos o de otras zonas».

La empresa de asesoramiento y gestión integral de empresas, gestión laboral, contable y fiscal, contrataciones, jurídico y prevención de riesgos laborales, que opera en Balears y resto de comunidades autónomas, C.Sedano & Asociados reconoce que en la actual coyuntura laboral «se producen situaciones como el movimiento de trabajadores en el sector de la hostelería». El fundador de la empresa, Carlos Sedano, puntualiza: «El actual convenio de hostelería recoge la figura de la excedencia para promoción profesional, la cual se utiliza de forma incorrecta». Sedano señala que las empresas de hostelería «hacen todos los esfuerzos posibles para retener y fidelizar a sus trabajadores, pero es muy difícil en el actual contexto».

Afirma que en la próxima negociación del convenio de hostelería «habrá que cambiar o actualizar esta figura, porque hace más de 20 años existía la posibilidad de pagar un plus por fidelización a los trabajadores por quedarse en la empresa». Con el actual marco laboral esto es imposible de ahí que patronales y sindicatos tendrán que abordar esta cuestión en el próximo convenio de hostelería en 2023.

El apunte

Hoteleros afirman que la situación    se ha generalizado en agosto

Cadenas hoteleras de Baleares que operan en Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera reconocen que la situación se «ha desmadrado porque los responsables de cocina y mesas no pueden decir nada a los trabajadores, ya que en caso contrario optan por abandonar su puesto a la menor crítica que se les hace». Hay cadenas que han optado por la máxima prudencia por temor a que en pleno mes de agosto se queden sin el personal suficiente para poder atender todos los servicios hoteleros, especialmente los de bar y restaurante. Los sindicatos muestran su preocupación por estos hechos.

Punto de vista
Germà Ventayol

Lo nunca visto

Germà Ventayol

Les confieso que no recuerdo una información de estas características en las últimas décadas, y menos en el sector de la hostelería. El mercado de fichajes de personal de todo tipo está disparado, desde camareros a cocineros y el resto de especialidades;los incentivos salariales juegan un papel decisivo. La cosa me parecería magnífica si conlleva una mejora en la calidad del servicio y no todo es cuestión de cubrir huecos a cualquier precio. Este 2022 da mucho juego.

Las claves
  1. Un sector que crea 150.000 empleos

    El sector de hostelería es el más importante en la economía balear, ya que aglutina a más de 150.000 trabajadores. La falta de mano de obra se ha generalizado este verano provocando serios problemas laborales en hoteles, restaurantes y ocio nocturno.

  2. Cocineros, maîtres y camareros, el objetivo

    La demanda de cocineros, camareros y jefes de sala (maîtres) es continua. Los sindicatos afirman que «se los rifan» y pueden cambiar de trabajo cuando quieran por la fuerte competencia que hay este verano por la falta de trabajadores cualificados.

  3. Bares que quedan en mínimos en un día

    Hay bares y cafeterías que se han quedado en mínimos en un día por la marcha de trabajadores, pese a los requerimientos de los propietarios para que recapacitaran su decisión y quedarse. Los empleados aprovechan la mínima excusa para cambiar de trabajo.