Las fuentes siempre son un buen recurso cuando hace calor. | Jaume Morey

5

Malas noticias: La ola de calor durará más de lo previsto. Así lo ha reconocido este jueves el portavoz adjunto de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares, Bernat Amengual. En este sentido, ha precisado que la actualización de los modelos meteorológicos ha puesto de manifiesto que lo más probable es que el episodio de calor extremo que afecta a Mallorca probablemente no finalice hasta el próximo martes, 16 de agosto. Inicialmente estaba previsto que lo hiciese el lunes, 15 de agosto. Por tanto, habrá que esperar hasta el miércoles 17 de agosto para poder vivir un poco más aliviados.

Amengual ha justificado que las previsiones meteorológicas a largo plazo hay que tomarlas con cautela y estar muy pendientes de las actualizaciones, ya que van cambiando. Si se cumple la última estimación y no se producen más cambios, esta será la ola de calor más larga que se habrá registrado en Mallorca desde que existen registros. Hasta ahora es la del pasado mes de julio, que duró 13 días; está previsto que esta se prolongue durante 16, se se cumplen la predicción meteorológica.

En alerta, pero con menos calor

Noticias relacionadas

El portavoz adjunto de la Aemet en las Islas ha puntualizado que aunque todo apunta a que la ola de calor se mantendrá también durante el martes, sus efectos serán algo menores puesto que las temperaturas máximas no serán tan elevadas. De este modo, el aviso sólo afectará al norte y nordeste y será de nivel amarillo por valores máximos de 36º.

Días abrasadores por delante

Mallorca tiene por delante unos días abrasadores. La predicción para este jueves indica que el interior, el sur y la Serra de Tramuntana se encuentran en alerta amarilla por calor, ya que el pronóstico del tiempo en Mallorca prevé máximas de 37º. El viernes el aviso se extenderá a más zonas y estará activo en el interior, levante, la Serra, norte y nordeste; se espera que los termómetros puedan llegar a los 38º. Amengual ha puntualizado que en el sur el calor dará una pequeña tregua y, aunque las temperaturas seguirán siendo más altas de lo habitual, no ha sido necesario activar avisos.

El fin de semana llegará lo peor de la ola de calor e incluso será necesario incrementar el nivel de alerta a naranja en algunas zonas. En concreto, este es el caso del interior, norte y nordeste; se puede llagar a los 40º-41º. En el resto de la Isla la alerta será amarilla, por máximas de 36º. El domingo sólo se mantendrá la alerta naranja en el interior, donde se puede llegar a los 41º. En el resto de Mallorca el aviso será amarillo, por valores de 36º. El portavoz adjunto de la Aemet ha avanzado que el lunes podrían bajar algo las temperaturas, pero seguirán las alertas en el interior, aunque en este caso de nivel amarillo. El mercurio bajará unos 4º, pero seguirá haciendo mucho calor.