La construcción y la hostelería, sobre todo este sector, son los ámbitos donde se da más fraude por los contratos temporales que se hacen en la época estival. | Efe

33

El Govern desplegará durante este verano a un total de 80 inspectores de trabajo en un amplio plan de choque contra la precariedad laboral que se desarrollará en verano en las Islas. Habrá 1.200 intervenciones, especialmente en los sectores de la construcción y la restauración, que son los dos ámbitos donde se han detectado más incumplimientos debido a las contrataciones veraniegas. El Govern retoma así un plan de inspecciones que quedó en suspenso durante los dos años de la pandemia.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, detallaron que las líneas maestras de este plan de lucha contra la precariedad irá dirigido al control de jornadas a tiempo parcial para detectar las que sean fraudulentas. Estas actuaciones se dirigirán a jóvenes y mujeres, que es donde más se da la precariedad en el trabajo. El plan incorpora vigilancia sobre las condiciones de la jornada laboral y el tiempo de trabajo, horas extra, registro de jornada y descanso semanal. Incluye, además, actuaciones en el control de las faltas de alta en la Seguridad Social y la vigilancia contra la economía irregular.

Menos temporalidad

Durante la presentación del plan, la presidenta del Govern destacó que uno de los problemas más graves que presentaba el mercado laboral de las islas es el de la temporalidad. Sin embargo, aseguró que la reciente reforma laboral ha tenido consecuencias muy positivas en este aspecto. «El problema más grave que teníamos en materia de precariedad, la temporalidad, se esté solucionando de un forma muy rápida», dijo la presidenta, que recalcó que ocho de cada diez contratos que se firman en las islas son indefinidos, cuando hace un año apenas representaban el 20 % del total

La distribución del número de inspectores por islas será cómo en las ediciones anteriores previas a la pandemia: 14 en Mallorca (560 actuaciones), 8 en Eivissa (320 actuaciones), 6 en Menorca (320 actuaciones) y 2 en Formentera (80 actuaciones). En el Plan se suma un administrativo en Eivissa y Formentera para agilizar la tramitación de todos los expedientes que se abran. Al acabar la campaña se hará un balance con los principales resultados de este verano, que suponen la llegada de 30 inspectores de la Península para reforzar el trabajo de los 50 que hay en las Islas, según detalló el conseller Iago Negueruela. El responsable de Treball del Govern asegura que el plan de choque de este año «reorienta» las medidas de plantes anteriores «tras el impacto de la reforma laboral» con especial repercusión en los contratos temporales.

Horas extra

El Govern señala que, dado el elevado nivel de ocupación que existe en las Islas, debe mantenerse una especial vigilancia inspectora en el tiempo de trabajo para evitar que haya un exceso de horas extras, un respecto por la jornada laboral y una verificación de que se cumplen los tiempos de descanso estipulados entre jornada y jornada.

El apunte

Los sindicatos alaban la medida y los empresarios se reivindican

La secretaria de Empleo y Formación de CCOO, Yolanda Calvo, y la secretaria de Políticas Sociales e Igualdad de UGT, Xisca Garí, destacaron que el plan es fruto del diálogo social e informaron de que uno de los incumplimientos está en los días libres. El presidente de Pime, Jordi Mora, recordó que planes similares han funcionado y Mavia Isern destacó el «enorme esfuerzo» de las empresas por cumplir la legalidad.

Punto de vista
Josep Pons Fraga

Temporalidad

Josep Pons Fraga

Hay que evitar las trampas en la contratación, objetivo en el que coinciden los agentes sociales y la Administración. En Balears, todo depende del ritmo de la actividad turística y la temporalidad –resultado de la estacionalidad– incentiva los contratos fijos discontinuos a tiempo parcial. Dispuestos a inspeccionar, también pueden controlar a quienes, temporada tras temporada, presentan la baja por incapacidad laboral transitoria, el día antes de concluir su contrato.

Las claves
  1. 30.700 mejoras para los trabajadores con los planes de inspección

    El Govern detalla que en cinco años, desde que comenzaron estos planes, se ha mejorado la situación laboral de 30.700 trabajadores de las islas gracias a los efectos de las inspecciones que ha realizado el Govern.

  2. Más horas de las que tocan en el 60 % de los contratos parciales

    El principal problema que se quiere atajar en las Islas es el de la llamada parcialidad no deseada. Un 60 % de las personas con contratos parciales trabaja en realidad más de lo que estipula en sus contratos de trabajo.

  3. Más trabajo parcial entre las mujeres que entre los hombres

    La parcialidad afecta de manera especial al colectivo de mujeres trabajadoras. La tasa de parcialidad es del 17,6 entre las mujeres de las Islas, mientras que el caso de los hombres cae hasta el 8,4, según los datos del Govern.