El mosaico humano de los ecologistas ha llenado la céntrica plaza palmesana. | M. À. Cañellas

19

Más de 2.000 personas han participado este sábado en el mosaico humano organizado por el GOB en la Plaça Major, según cálculos de los activistas. El cercado que se había preparado para apiñar a la gente que participaba en la acción tenía un aforo de 2.000 personas, y en algunos puntos los manifestantes no cabían. «Hemos hecho historia; hemos llenado la plaza», ha gritado desde un escenario el presidente de la entidad ecologista, Amadeu Corbera, que ha leído un manifiesto reivindicativo.

«Desde aquí se ve el futuro, un futuro que viene de lejos. De aquella ocupación para salvar sa Dragonera hace más de 40 años», ha afirmado, recordado las posteriores campañas que se hicieron para que Cabrera fuera un Parque Nacional o evitar la construcción de Es Trenc, Mondragó, Son Bosc o Es Guix. «Viene de grandes movilizaciones contra las autopistas, contra la incineradora o el 'boom' de las urbanizaciones por toda Balears», ha dicho Corbera.

mc2805222816.jpg

El presidente también ha manifestado que tienen un «reto inmenso por delante», como el cambio climático, la turistificación excesiva, la contaminación de los cruceros y los aviones, la ampliación del aeropuerto y la degradación del paisaje y la calidad de vida de la gente. «No lo podemos consentir. ¡Tenemos que decir basta!», ha añadido.

La concentración se ha hecho con motivo de la campaña Avui per demà, que ha sido el lema del mosaico humano. El GOB ha querido visibilizar la Iniciativa Legislativa Popular que impulsan, y que requiere 7.500 firmas antes del 23 de junio para ser aceptada en el Parlament. Después, necesitará el apoyo de los partidos políticos para que, una vez aprobada, se cree un marco normativo que obligue a que las políticas que se hacen tengan en cuenta el impacto ambiental que pueda tener sobre las generaciones futuras.

«Por eso estamos aquí», ha continuado Corbera, que ha dicho que «somos herederos de unas generaciones que imaginaron unas Islas diferentes». «Nosotros somos los encargados de hacer herederos a las generaciones futuras», ha comentado, para que «nuestros hijos, nietos, los jóvenes de hoy y los que todavía tienen que venir puedan vivir en una tierra mejor».

«Todavía no es demasiado tarde, estamos a tiempo, podemos hacerlo», ha reiterado, y ha reclamado atención por parte de los partidos políticos. De hecho, entre los participantes había miembros de MÉS per Mallorca, como el presidente de la formación, Lluís Apesteguia, y de Podemos, como la consellera insular de Medi Ambient del partido morado, Aurora Ribot.