Un doctor da la baja a una paciente.

1

Un total de 29.530 trabajadores de Baleares faltan de media a su trabajo diario, de los cuales 22.550 lo hacen con baja médica y 6.980, sin causa justificada, según un estudio de Randstad sobre absentismo laboral que muestra, igualmente que la tasa de absentismo se sitúa en las Islas en el 5,5 por ciento, cuatro décimas por debajo de la media nacional (5,9 por ciento). A nivel nacional, son cerca de 1,2 millones de personas los que no acuden a su puesto de trabajo cada día. Exactamente, 1.186.875 profesionales, de los cuales el 25 por ciento (297.053) lo hicieron pese a no estar de baja, mientras que el 75 por ciento (889.822) se ausentaron por una incapacidad temporal.

Estos datos, suponen un ligero empeoramiento y un cambio en la tendencia a la baja observada desde principios de año. En concreto, y con respecto a las cifras del anterior trimestre, el absentismo total aumentó un 7,7 por ciento, con baja un 5,8 por ciento y un 14,1 por ciento en el caso de las injustificadas. Un incremento que se entiende por el repunte de contagios debido a la irrupción de la variante Ómicron de la COVID-19 en el último mes del año. En concreto, Castilla y León y Madrid registraron las menores tasas de absentismo. Navarra (7,9 por ciento), Euskadi (7 por ciento), Asturias y la Región de Murcia (ambas con el 6,6 por ciento), han sido las regiones donde mayores tasas de absentismo total se registraron durante el último trimestre de 2021. Las siguen Galicia (6,5 por ciento), Cantabria (6,4 por ciento), Aragón (6,3 por ciento), Cataluña (6,2 por ciento), Canarias (6 por ciento) y Castilla-La Mancha (5,9 por ciento).

Ya experimentando tasas de absentismo más discretas, por debajo de la media nacional, ubicada en el 5,9 por ciento, se encuentran La Rioja (5,7 por ciento), Andalucía (5,6 por ciento), Baleares (5,5 por ciento), Extremadura (5,4 por ciento) y la Comunitat Valenciana (5,3 por ciento) Por otro lado, el absentismo laboral sin justificar fue mayor en Navarra (2,5 por ciento), Aragón (1,9 por ciento) y la Región de Murcia (1,8 por ciento). Con una tasa del 1,6 por ciento se encuentran Cantabria y Cataluña, y con el 1,5 por ciento (la media nacional), Asturias, Castilla-La Mancha y la Comunitat Valenciana. Ya con un porcentaje del 1,4 por ciento se encuentran Galicia y Andalucía; con el 1,3 por ciento, la Comunidad de Madrid y Baleares, y con el 1,2 por ciento, La Rioja y Extremadura. Cierran la lista Canarias (1,1 por ciento), Euskadi (1 por ciento) y Castilla y León (0,7 por ciento).