La presidenta balear, en el Consell d'Eivissa donde se reunió el Consell de Govern.

14

«Si paran los concursos antes de sacarlos, no podremos licitar obra pública». Es la respuesta de la presidenta del Govern, Francina Armengol, al aviso de los constructores de Baleares, que se plantean abandonar obras porque les sale más a cuenta pagar la indemnización que el sobrecoste de los materiales. «Es una cuestión sobre la que todos deberíamos hacer una reflexión», ha puntualizado. La presidenta ha asegurado que el Govern acata la decisión que ha tomado el Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) de suspender la licitación de las obras de prolongación del metro al Parc BIT a petición de los constructores para determinar si el precio de salida se ajusta a los costes reales del precio de los materiales y de la construcción.

Noticias relacionadas

Sin embargo, ha anunciado que el Govern presentará un recurso mientras trabaja para preparar una nueva licitación «porque es una necesidad de servicio público a un precio adecuado». La presidenta ha recordado que el presupuesto inicial de la obra era de 14 millones y finalmente ha salido por 22. «Lo importante es sacar concursos y licitaciones, que es lo que tenemos pactado con los constructores», ha dicho Armengol. Ha recordado que ha mantenido reuniones con los empresarios en las que se ha llegado a un acuerdo para actualizar todos los precios públicos para que sigan haciendo obras a precio de mercado.

El Govern ha incluido medidas de actualización de precios de los contratos públicos en el decreto ley de medidas urgentes por la guerra de Ucrania. El Ejecutivo calcula que esta revisión de precios le supondrá un sobrecoste añadido de unos 33 millones de euros «Hemos actualizado precios de los materiales de construcción e incluso los módulos de VPO para que puedan actuar los promotores privados», ha dicho. «Esta comunidad está respondiendo a estas necesidades», ha insistido.